Imprimir

Ibercaja, Educación e INAEM incentivan el espíritu emprendedor en los jóvenes

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 319

18-11-2012je2La Obra Social de Ibercaja, el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM) y el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón impulsan el programa 'Aprendiendo a emprender', dirigido a formar y promover el espíritu emprendedor entre los alumnos de tercer ciclo de primaria de los centros aragoneses.

El programa contará este curso con la participación de 1.085 alumnos, un 72 por ciento más que el año anterior, pertenecientes a 26 centros escolares de la Comunidad. Para el desarrollo de esta edición, incluida en la línea 'Iniciativa Educa de Ibercaja', la Obra Social de la entidad realiza una aportación económica de 75.000 euros.

Esta tercera edición de la iniciativa ha sido presentada en rueda de prensa, en el Centro Ibercaja de Desarrollo Empresarial-Ibercide, por la directora de la Obra Social de Ibercaja, Teresa Fernández; el director de política educativa del Gobierno aragonés, Manuel Magdaleno; el director gerente del INAEM, Jorge Escario, y el coordinador técnico de la iniciativa, y director de Panishop, Mario Moreno.

Teresa Fernández ha subrayado que la entidad colabora con el Ejecutivo autónomo en este programa con el objetivo de que "nuestros jóvenes estén lo más preparados posible para afrontar el futuro", de modo que "vean el espíritu emprendedor como algo natural".

En su opinión, con un 25 por ciento de fracaso escolar es "importante" llevar a cabo este tipo de iniciativas que pretenden "enamorar" a los jóvenes y que comprueben que aprenden "engancha" con un programa con el que a la vez se divierten.
TRABAJO EN LAS AULAS

El director de política educativa del Gobierno de Aragón, Manuel Magdaleno, ha coincidido en la necesidad de que los escolares aragoneses trabajen temas relacionados con el emprendimiento y que sea una materia "estructural". Por ello, el Gobierno de Aragón plantea que en la reforma de la ley educativa esta actitud emprendedora "sea una cuestión transversal" y forme parte de la educación de los jóvenes.

Magdaleno ha comentado que "el color del futuro no es el color del presente" y es el mensaje que quieren transmitir a los escolares aragoneses, con una actitud positiva y espíritu emprendedor tendrán más alternativas en el futuro.

Asimismo, ha agradecido a Ibercaja su esfuerzo para poner en marcha este programa y a los profesores por implicarse en el desarrollo del proyecto. En este punto, ha resaltado que "tenemos en Aragón unos profesores estupendos que en cuanto planteamos mejoras para los alumnos" se suman a las iniciativas desde el primer momento.

Por su parte, el director gerente del INAEM, Jorge Escario, ha apuntado que el espíritu emprendedor se asocia "al trabajo en equipo, el tesón, valores que han caído en desuso y que tiene que ser recuperados y qué mejor lugar que en la escuela", ha comentado, para recordar el apoyo que el INAEM presta a los emprendedores aragoneses y a las empresas que "nos sacarán de la crisis".
DE NOVATOS A EXPERTOS

El coordinador técnico del programa, Mario Moreno, ha explicado que en su anterior edición participaron en el mercado que se organiza para vender los productos elaborados por los escolares un total de 580 alumnos, 85 tutores de colegios y ocho voluntarios.

El pasado curso, además, comenzaron y terminaron el programa 21 centros y esta iniciativa centra sus "esfuerzos más importantes en que se incorpore a los niños a una nueva cultura", para que "no dependan de terceros" y conozcan en primera persona la realidad de una empresa. Para ello, se agrupan en cooperativas que van desde los 7 a los 35 alumnos.

Moreno ha observado que "es difícil encontrar un emprendedor espontáneo, es como buscar un Rafael Nadal a los 18 años", ya que es necesario fomentar esta cultura desde la juventud, ha defendido.

En esta ocasión, "disponemos de dos meses y medio más para aplicar el programa, que empieza en noviembre". Cuando comienza los jóvenes son novatos en el mundo empresarial, pero terminan el proyecto "como expertos" ya que llevan a cabo la actividad durante dos años, de modo que el segundo repiten iniciativa pero "con más experiencia".

El programa se desarrolla por etapas, de forma que en una primera fase se nombra a los cargos de la cooperativa y se establece la misión que realizará cada cargo. En segundo lugar se organiza la cooperativa y se viven momentos "emocionantes", como cuando los niños abren una cuenta en Ibercaja para disponer de fondos o reciben una chequera, ha comentado Mario Moreno.

Los propios alumnos, aconsejados por sus tutores, se "autogobiernan" a través de los estatutos de sus cooperativas y en una tercera fase, en Semana Santa, se encargan de la producción y de la relación con los clientes, conociendo así el mercado y la actividad real de un emprendedor.
"ES LA VIDA MISMA"

El director del colegio 'El Justicia de Aragón' de Alcorisa, Benito Gómez, ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación que este programa encaja "con la filosofía de nuestro centro" e invita a los alumnos a trabajar como en la vida real, por lo que 'Aprendiendo a emprender' es "como la vida misma", lo que "engancha" a los jóvenes que se implican "con ilusión" en esta iniciativa.

El profesor de este centro Ángel Gracia ha detallado que el colegio lleva tres años participando en esta experiencia y "estamos encantados" porque enseña a los alumnos a "trabajar en equipo, que todo cuesta, hacen piña y se entregan a tope". Además, las ventas logradas se destinan a su viaje de estudios.

La cooperativa creada por este centro es Arcofiel y se dedica a trabajar con cerámica. "A los niños les gusta muchísimo porque se sienten protagonistas de su trabajo", ha comentado, al apuntar que este año participan 27 alumnos.

Por último, la profesora del Colegio Alemán de Zaragoza, Amaia Aspiazu, ha señalado que su cooperativa, Kinderland, trabaja con productos artesanos con materiales "de coste cero" como chapas, con los que elaboran pulseras, collares, llaveros o puntos de lectura.

Los niños "trabajan ilusionados desde el principio" y la venta en el mercado es "muy gratificante". En su caso, se destinó un 10 por ciento de los recursos obtenidos en la anterior edición a una ONG y con el resto del dinero "nos fuimos al parque de atracciones".
CLAUSURA DEL PROGRAMA

Este viernes se ha celebrado, en el Centro Ibercaja de Desarrollo Empresarial, Ibercide, ubicado en el Monasterio de Cogullada, el acto de clausura de las jornadas de formación de los 69 profesores tutores de las 64 cooperativas escolares participantes en esta edición.

El programa, iniciado en el curso 2010-2011, ha registrado un considerable aumento de participación y una gran aceptación en el ámbito educativo de la Comunidad. El primer año fue seguido por más de 500 alumnos que organizaron 17 cooperativas, pasando el siguiente curso a 36 cooperativas. Siete colegios continuaron participando y su experiencia hizo que 14 nuevos centros se sumaran al proyecto.

La tercera edición contará con 1.085 alumnos pertenecientes a 26 centros, que se han organizado en 64 cooperativas, cifra que también aumentan un 77 por ciento, además participan 69 profesores tutores. Entre otros, los jóvenes han realizado proyectos como el cultivo y comercialización de plantas o productos ecológicos, elaboración de jabones artesanales, fabricación de bisutería y objetos de escritorio y papelería o dulces.

Europapress

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web