Imprimir

Las ONG buscan nuevas fórmulas para financiar sus proyectos

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 388

sur

La crisis económica ha golpeado de lleno al tejido solidario malagueño. Las ONG de la02-07-2012ja2 provincia se enfrentan a tiempos de cambios para poder sobrevivir. La paradoja es que ven reducirse sus recursos cuando más usuarios llaman a sus puertas para solicitar ayuda. Las asociaciones buscan nuevas fórmulas de financiación ante la caída de las subvenciones de las administraciones y las dificultades para captar nuevos socios. La búsqueda de microcréditos a través de Internet, el reciclaje de ropa o aceite, las empresas de inserción, o la captación de patrocinadores privados se convierten en las alternativas.

«Hemos dependido demasiado de las ayudas públicas», reconoce Juan Luis Peña, presidente de la Plataforma del Voluntariado de Málaga, quien señala que las ONG deben recurrir ahora a otras estrategias para evitar que desaparezcan los proyectos, aunque espera que las administraciones se pongan al menos al día con los programas que ya se desarrollaron el pasado año.

«No renunciamos a las ayudas públicas porque las ONG realizan un servicio que de otro modo tendrían que asumir las administraciones con el doble del coste», continúa Peña. «No vamos a renunciar a la solidaridad que el ciudadano exige a través de su 'x' en la casilla de la Renta, y no aceptamos unos recortes que consideramos injustos; ahora bien, creemos que es sano contar con más de una vía de financiación y que es hora de reinventarse», dice Silvio Testa, de la coordinadora Málaga Solidaria.

A la caza de nuevos socios puerta a puerta

La búsqueda de nuevos socios es una de las alternativas naturales de las asociaciones a la hora de obtener liquidez. El problema es que las entidades se topan aquí con la difícil situación de las economías domésticas. Los ciudadanos son reacios a asumir el compromiso de pagar una cuota fija todos los meses para un fin solidario. Al menos, las ONG aseguran que no han visto caer las aportaciones de sus socios habituales. Pero aunque se han intensificado las campañas de búsqueda de nuevos afiliados, incluso puerta a puerta, los resultados son lentos.

El 'crowdfunding' llega a las entidades malagueñas

Internet permite a las ONG probar otras opciones como las microdonaciones. Páginas como Migranodearena.org o Verkami.com y Lanzanos.com ofrecen al usuario participar en el también llamado 'crowdfunding', pudiendo aportar dinero a partir de un solo euro para impulsar proyectos solidarios a la carta. Se trata de un solo pago, lo que no obliga al usuario a cuotas mensuales, y cada persona decide exactamente la finalidad de su ayuda, además de poder solicitar un justificante para la desgravación fiscal.

Málaga Acoge es una de las entidades malagueñas que se ha lanzado a esta vía. A través de Migranodearena.org está buscando mecenas individuales para su programa para la reinserción de inmigrantes presos en la cárcel de Alhaurín. «Llevamos ya dos años y el primero conseguimos 600 euros en esta web», señala Carmen Cano, técnica del proyecto.

Es solo una pequeña parte de los 3.000 euros que la ONG necesitan para la atención jurídica y social, las clases de español para los presos en régimen abierto y talleres de ocio como los cinefórum que realizan en la prisión. «La microdonación es una buena estrategia, pero el problema es que el ciudadano de a pie lo desconoce y nos cuesta dar publicidad a esta vía», asegura.

Málaga Acoge está planteándose ampliar las microdonaciones a los planes del área de sensibilización. «Lo que está claro es que lo que hacíamos hasta ahora ya no vale y tenemos que ser creativos y renovarnos; Internet puede ser un buen aliado, aunque también creo que las ONG también tienen que cooperar más entre sí y unir los pocos recursos que tenemos», señala Alejandro Cortina, director de la entidad.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web