Imprimir

Las personas mayores pasan de recibir ayudas, a ser quienes las prestan

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 330

elmundo

17-06-2012jeUna de cada tres personas mayores han ayudado, por primera vez, a algún familiar en los últimos dos años. Esto se desprende del tercer estudio del Observatorio de Vulnerabilidad de la Cruz Roja en Cataluña.

El apoyo de las personas mayores se ha constituido como un pilar de contención imprescindible para paliar el impacto social de la crisis sobre su entorno familiar.

Bajo el título 'El impacto de la crisis en las personas mayores', el presidente de la organización en Cataluña, Josep Marquès, ha presentado este estudio.

Para realizarlo, el Observatorio de Vulnerabilidad ha encuestado a 674 personas mayores de 65 años usuarias de la Cruz Roja entre marzo y finales de abril.

Los 'flujos de solidaridad intergeneracional' se invierten

Una de las conclusiones es que se están invirtiendo los flujos de solidaridad intergeneracional propios del Estado del Bienestar.

Según éstos, las generaciones más jóvenes contribuyen al bienestar de las personas mayores financiando el sistema de pensiones.

Pero el Observatorio de Vulnerabilidad advierte que ahora son, cada vez más, las personas mayores las que apoyan a las generaciones más jóvenes.

Del total de personas encuestadas, un 20% presta ayuda económica a sus hijos, un 10% les proporcionan ayuda alimentaria y un 6,5% ha acogido a algún familiar en casa.

Por eso, el estudio remarca que cualquier medida o política pública referente a las personas mayores también puede tener repercusiones sobre el resto de la red familiar y social.

El apoyo que han tenido que prestar a sus hijos y familiares y, sobre todo, el encarecimiento de los precios, explican que haya disminuido la capacidad de ahorro de 7 de cada 10 personas mayores.

Los mayores, un colectivo vulnerable

El 57% de las personas encuestadas dicen estar muy o bastante afectadas por el contexto económico actual. A pesar de que, a diferencia de otras franjas de edad, el 65,7% vive en una vivienda de propiedad y el 90% cuenta con una pensión que le proporciona una fuente de ingresos fijos.

Las personas mayores con un perfil más vulnerable son las usuarias de los proyectos de lucha contra la pobreza (Grupo de Pobreza). De éstos, el 90% recurre a la Cruz Roja para recibir ayuda alimentaria.

El impacto de la crisis económica tiene consecuencias sobre la alimentación puesto que el 19% no puede comprar con regularidad ni pescado ni carne. Además, en el caso del Grupo de Pobreza, la mitad no puede comprar habitualmente fruta, verdura o lácteos.

Las medidas de ahorro adoptadas por las personas mayores también las ha privado de productos o servicios fundamentales para su calidad de vida. Un 30% no puede ir al dentista o a revisarse la vista, porcentajes que se elevan por encima del 50% entre los beneficiarios de los proyectos de lucha contra la pobreza.

Otro fenómeno frecuente entre las personas encuestadas es la pobreza energética. Un 25% no pueden mantener su hogar a una temperatura adecuada (un 54,3% en el Grupo de Pobreza). Un 80%, tampoco pueden permitirse ningún gasto en ocio y ocio.

Menos ayudas

A pesar de las dificultades, un 13% ha dejado de recibir alguna ayuda durante los últimos dos años. No obstante, el 44% de las personas mayores sigue contando con la ayuda de sus hijos, o bien de los servicios sociales.

Un 50% recibe apoyo económico, el 20% ha ido a vivir en casa de algún familiar y la misma proporción recibe ayuda de la administración pública.

En cuanto a sus perspectivas de futuro, 7 de cada 10 personas mayores están angustiadas sobre cuál será su situación y la de sus familiares. Además, consideran que esta crisis es peor que las que han vivido anteriormente.

Las personas mayores perciben que, a consecuencia de la ruptura del progreso social y el deterioro el Estado del Bienestar, sus hijos y nietos vivirán peor que ellos.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web