Imprimir

WWF advierte del "futuro incierto" de los bosques de Brasil

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 240

26-05-2012je2La ONG internacional WWF advierte del "futuro incierto" para los bosques de Brasil tras el veto parcial aprobado por el Gobierno de Dilma Rousseff al Código Forestal ratificado por el Congreso de los Diputados.

En un comunicado, la ONG ecologista ha lamentado que la presidenta brasileña no haya tenido en cuenta "la masiva movilización social nacional e internacional a favor de un veto total" y haya optado por rechazar 12 de los 84 artículos de le ley, anulando así posibles amnistías para las personas y empresas que promuevan la deforestación de los inmensos bosques y selvas de Brasil.

Asimismo, ha recordado que la decisión de la presidenta brasileña llega justo unas semanas antes de que se celebre en Brasil la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, Río+20, y ha incidido en que esta medida enturbia "los compromisos de protección ambiental de Brasil".

En este sentido, WWF ha señalado que esta "desafortunada decisión" de Rousseff "pondrá en duda su "credibilidad cuando hable de desarrollo sostenible ante los jefes de estado en la importante cita de Río del próximo mes".

"Durante la última década, Brasil ha estado en el camino del progreso económico y ambiental. La declaración de hoy de la presidenta Rousseff crea un futuro incierto para los bosques de Brasil, considerando que el Congreso puede todavía reducir aún más la protección de los bosques", ha asegurado el director general de WWF Internacional, Jim Leape.

Finalmente, la ONG internacional ha señalado que esta medida además ha sido respaldada "por los poderosos intereses del sector agropecuario" pero "ha sido condenada por la sociedad brasileña y por las organizaciones sociales y ambientales de todo el mundo".

DESCARTA LA AMNISTÍA A LA DEFORESTACIÓN

Rousseff ha introducido doce vetos y realizado 32 modificaciones al texto aprobado en abril por la Cámara de Diputados, pero además ha anunciado que dictará una medida provisional para regular aquellos artículos que fueron anulados.

Con estas modificaciones, queda anulado el artículo que sólo exigía la recuperación de la vegetación de las llamadas áreas de preservación permanente (APP) en un espacio de diez metros alrededor de las riveras de los ríos, sin contemplar la posibilidad de que esa zona de protección fuese mayor.

El objetivo es "no permitir la reducción de la protección (de la Amazonia y otros ecosistemas del país) ni nada que amnistíe la deforestación", ha explicado en declaraciones a la prensa la ministra brasileña de Medio Ambiente, Izabella Teixeira.

La polémica normativa suponía un duro revés en las políticas ecológicas que puso en marcha el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y que Rousseff se comprometió a continuar cuando asumió el poder en enero de 2011.

Europapress

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web