Imprimir

Greenpeace pide a Dilma que vete la ley que amenaza la amazonia

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 283

20minutos

Activistas de la ONG de defensa del medio ambiente Greenpeace proyectaron este martes con09-05-2012ja2 láser sobre las torres del Parlamento de Brasil consignas para pedir a la presidenta del país, Dilma Rousseff, que vete una polémica ley que afecta la explotación de los suelos.

La expectación ante la decisión de la presidenta mejor valorada de la historia de Brasil es máxima

Con letras verdes luminosas dibujadas con láser, los activistas escribieron "Nuevo Código Forestal, Veto Dilma" sobre las torres de la sede del Parlamento en Brasilia.

De esta forma, la ONG pidió a Rousseff que frene diversos artículos del llamado Código Forestal, que el pasado mes de abril fue aprobado por la Cámara de Diputados a pesar del rechazo de grupos ecologistas y de una parte de la sociedad civil.

Según organizaciones ambientalistas, las nuevas leyes darán luz verde al aumento de la degradación de los suelos en especial de la Amazonía y favorecerán la extensión de los cultivos agrícolas en áreas hasta ahora protegidas.

Las manifestaciones en las calles y protestas de personalidades públicas se han sucedido durante meses, al tiempo que el hastag #Vetadilma ha inundado las redes sociales. La expectación ante la decisión de la presidenta mejor valorada de la historia de Brasil es máxima.

Crímenes e impunidad

La región amazónica es extremadamente violenta para los ambientalistas y personas que, como los extractivistas Ze Claudio y su esposa María do Espírito Santo se oponen a la política de los madereros y hacendados. El mayo pasado la pareja fue asesinada tras haber recibido un sin número de amenazas. Él había incluso "anunciado" su propia muerte seis meses antes de ser ejecutado.

"Muchas partes de la amazonia brasileña continúan prohibidas para los ambientalistas, mientras las autoridades ambientales solo viajan para ciertas regiones con escolta policial fuertemente armada y con apoyo de helicópteros", publicó entonces BBC Brasil. "Brasil puede hasta proteger árboles pero no a las personas en la amazonia".

Amnistía para la tala ilegal

Además, las normas contemplan una amplia "amnistía" para aquellos hacendados que, durante las últimas décadas y en contra de las leyes actuales, deforestaron donde estaba prohibido y mantienen en esas zonas una intensa actividad agropecuaria.

La propuesta aprobada está siendo analizada por la presidencia, quien puede aprobar el proyecto o vetarlo, sea en su totalidad o parcialmente. Rousseff deberá elegir entre el poderoso lobby rural y la imagen de sostenibilidad que quiere proyectar en la antesala de la conferencia internacional sobre desarrollo sostenible Rio+20.

Según Greenpeace y otros movimientos ecologistas, como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la aprobación del proyecto de reforma del Código Forestal será "un golpe mortal" a la Amazonía y anulará los avances que Brasil ha experimentado en los últimos años en términos de reducción de las tasas de deforestación.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web