Imprimir

La crisis lleva al límite al Teléfono de la Esperanza

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 309

larazon

El Teléfono de la Esperanza, que cumple hoy cuarenta años, se enfrenta a uno de sus 20-04-2012e1aniversarios más complicados. Tal y como explicó ayer su presidente, Ángel Madrid, la organización sin ánimo de lucro está desbordada debido a la actual situación económica. Por una parte, cada vez más personas tocan a su puerta demandando atención y, por otra, caen considerablemente las donaciones que la sostienen.

Según sus datos, la asociación recibió durante el pasado ejercicio más de 8.100 llamadas, lo que supone un incremento de 553. Pero, al contrario de lo que se cree, el servicio no acaba ahí. Tras un primer contacto telefónico, los afectados consiguen un número de identificación, para mantener el anonimato, que les convierte en pacientes oficiales. A partir de ahí, reciben atención personalizada y directa durante una hora semanal durante el tiempo que los psicólogos estimen necesario. Éste es, en palabras de Madrid, un «servicio codiciado».

En su opinión, la Seguridad Social no ofrece un buen sistema de salud mental, puesto que «los psicólogos atienden a sus pacientes media hora cada tres meses». Esta lentitud ha hecho que la mayoría optara en época de bonanza por costearse una terapia en un centro privado. «Ahora no pueden pagarla y acuden a nosotros, que tenemos cerca de 50 especialistas. No damos a basto».

En esta línea, Madrid explicó que también han visto caer sus ingresos, principalmente las donaciones de particulares, que son su principal sustento. ¿El motivo? También la crisis. «La mayoría de nuestros socios son personas mayores. Ahora, muchos se dan de baja porque necesitan su pensión para sostener a su familia».

Pero pese a que esta cuota anual de 50 euros es inasumible para muchos hogares, la entidad cuenta todavía con 600 asociados.

Además de con esta cuota, el Teléfono de la Esperanza sobrevive gracias a las subvenciones del Ayuntamiento de Valencia y la Conselleria de Justicia y Bienestar Social. En este sentido, el presidente hizo hincapié en que ambas Administraciones están al día en sus pagos. Sin embargo, estas ayudas apenas suponen el 15 por ciento de su presupuesto.

Si las dificultades económicas continúan, «antes que cerrar, pondríamos un tributo entre los voluntarios».

Auge de depresión y estrés

Crisis, paro, deuda, déficit o recortes son palabras que están en boca de todos y que, por ello, influyen en el ánimo colectivo. «Con la crisis económica, también han cambiado los tipos de trastornos que atendemos».

Según el informe del Teléfono de la Esperanza, casi la mitad de los atendidos tenían un problema psicológico o psiquiátrico. De ellos, el 28,7 por ciento por depresión, trastorno bipolar, ansiedad y estrés y el 27,7 por ciento por soledad extrema y problemas de incomunicación. Asimismo, Madrid destacó que están aumentando los casos de acción juvenil a internet.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web