Imprimir

MALAWI | Día Mundial del Agua La mala gestión del agua es una de las principales causas del hambre

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 259

elmundo

23-03-2012jeDurante 2011 la falta de agua, motivada por la sequía y el mal uso de los recursos, ha sumido al continente africano en una situación preocupante. A la crisis alimentaria en algunos países del cuerno de África se ha sumado, ahora, una nueva alarma en el Sahel. Manos Unidas considera que "estas crisis, que claramente responden a unas políticas locales erróneas y a leyes de mercado injustas, tienen en la escasez de agua su principal detonante".

Según los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay una población de 7.000 millones de personas, que a mitad de siglo podría verse incrementada en otros 2.000 millones. En el año 2025, unos 1.800 millones de personas vivirán en países o regiones con escasez absoluta de agua, y dos tercios de la población mundial podrían estar viviendo bajo condiciones de carencia. "Ese será, según muchos expertos, el motivo de los grandes conflictos del futuro. Y no solo en África, aunque en este continente se prevé que el 75% de su población podría correr riesgo de sufrir hambre", advierten desde la ONG.

En Malawi, por ejemplo, la inseguridad alimentaria y la desnutrición son dos de los mayores problemas a los que debe enfrentarse la población. Este hecho afecta principalmente a las zonas rurales, donde la agricultura y el pequeño comercio son las principales actividades para la subsistencia. En su caso, "esta inseguridad alimentaria se debe, principalmente, a las lluvias irregulares, la práctica del monocultivo y la terrible miseria del país", explican. "Por ello, hemos decidido implantar sistemas de irrigación en la zona central del país, ya que, a pesar de que la tierra es fértil, la población carece de medios para explotarla convenientemente".

"Todavía estamos en la fase previa, pensando en el proyecto", continúan. Pretenden conseguir que el agua se canalice desde un río cercano hasta las huertas a través de unos canales de pvc que cubrirían más de 6.000 metros."El proyecto permitirá realizar dos cosechas anuales y variar los tipos de cultivo", explican. La población, además de aportar los terrenos, también pondría la mano de obra para realizar las zanjas y los trabajos no cualificados, así como la arena o las piedras. Los expertos de la ONG creen que, una vez en marcha, el proyecto podrán beneficiar unas 320 familias de manera directa y a alrededor de 2.000 personas indirectamente.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web