Imprimir

Fondo Mundial recorta fondos para VIH

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 383

elnuevodiario

El Fondo Mundial recortará en más de US$10 millones el presupuesto destinado para la 14-03-2012e1segunda fase del proyecto "Nicaragua unida en una respuesta concertada hacia la contención de la epidemia del VIH/SIDA", resultando afectadas alrededor de diez Organizaciones no Gubernamentales, ONG, nicaragüenses, que abordan el tema de la prevención y atención en el tema del VIH.

Entre las ONG afectadas están el Movimiento Comunal, Ministerio de Educación --Mined--, Ministerio de la Familia --Mifamilia--, SI Mujer, Profamilia, ICAS, Asociación "Quincho Barrilete", Asociación de Enfermeras de Nicaragua, etc.

Los orígenes del proyecto se remontan a 2008, cuando Nicaragua presentó al Fondo Mundial una propuesta de US$62 millones, que se invertirían en varios proyectos impulsados por 32 ONG vinculadas al tema VIH. La propuesta fue aprobada, y en 2010 se recibió un primer desembolso de US$23 millones.

En 2011 se debía presentar, como requisito por parte del cooperante, una nueva propuesta basada en los resultados y alcances en la primera etapa, por un monto superior a los US$30 millones, por un período de tres años, a partir de 2012, y continuar así con el proyecto.

Arely Cano, Directora de la Asociación de Personas que conviven con VIH-Sida, Asonvihsida, dijo que esto se debe a que Nicaragua por medio la Junta Directiva del Mecanismo de Coordinación de País, MCP, presentó para esta segunda etapa de la octava ronda mundial de apoyo, la propuesta que incluía todos los sectores, e incluso se sumaron más subreceptores, como se les llama técnicamente a estas ONG, "pero la respuesta del Fondo Mundial fue que debemos priorizar poblaciones nombradas", indicó.

Entre esos sectores claves están hombres que tienen sexo con hombres, población transgénero, trabajadoras sexuales y de comportamientos de riesgo, que faciliten una mayor exposición al riego de infección por VIH.

Según un comunicado titulado 'Comentarios adicionales sobre la decisión de la Fase 2, acuerdo de subvención NIC-809-Go6-H', emitido por el Fondo Mundial el pasado 22 de diciembre de 2011, dirigido a la directiva del MCP y al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, que maneja los fondos de esta cooperación, recomiendan revisar todas las actividades de prevención para asegurar que se dirijan a la población clave, así como los estudios, las consultorías y estrategias de comunicación.

Agrega que podrían reorientar las actividades que en este momento no estarían dirigidas a las poblaciones claves, debido que estas no podrían ser financiadas con recursos del Fondo, manifiesta. "Para esto necesitaríamos que envíen la evidencia referente a las condiciones de riesgo que será evaluada por nuestros asesores", reza el escrito. Cano explica que el ordenamiento señala que los subreceptores deben, como un requisito para el apoyo, atender a estas 'poblaciones claves'.

"En conclusión", manifiesta el comunicado del Fondo Mundial, "el Panel de la Fase 2 espera que de la revisión de las actividades se obtenga una reducción significativa de los recursos originalmente solicitados, y que por tanto la nueva versión del presupuesto sea substancialmente menor a la originalmente presentada, además de las reducciones específicas indicadas anteriormente".

Ante esto, el MCP tenía que tomar una decisión, porque, además, los fondos para Nicaragua fueron disminuidos. "Esta es una política del Fondo Mundial que el MCP no recibió de la mejor manera", manifestó Cano, "nosotros esperábamos que hubiese prioridad para las poblaciones en general, incluyendo niños huérfanos a causa del VIH, así como los jóvenes y mujeres".

Explica la directora de Asonvihsida que las otras organizaciones no están incluidas en esta segunda fase, no porque su población y su trabajo no sean importantes, "sino que se trata de una orientación que hay que cumplir como país".

Cano está consciente de que todos estamos vulnerables ante la epidemia, y debemos cubrir las diferentes brechas que tenemos, pero considera que es responsabilidad también del Estado, "y no solo recostarse a la cooperación internacional. Es momento como sociedad civil, de impulsar estrategias para que seamos beneficiados del presupuesto del Gobierno, porque también es responsable de crear mecanismos de respuesta en el país".

ONG excluidas se pronuncian

María de Jesús Tenorio, Directora del Área de Educación y Acción Política de 'SI Mujer', lamentó que no puedan participar en la segunda fase del proyecto. Según ella, la primera falla del MCP, compuesto por el doctor Enrique Beteta, Secretario General de Salud; Norman Gutiérrez, Director de Cepreis; Miguel Orozco, Director de CIES UNAN, Managua; Samira Montiel, Procuradora de la Diversidad Sexual, y Arely Cano, Directota de la Asociación de personas que conviven con VIH, fue que no fueron convocadas las 12 instituciones retiradas de la cooperación, "para informarnos lo que el Fondo Mundial estaba por hacer".

La inconformidad que tienen las funcionarias de esta ONG se asienta en los criterios o estadísticas en las se basaron para tomar esta decisión. "¿Cómo es que las mujeres, los jóvenes y los niños ya no son una prioridad en el tema del VIH/Sida?".

Tenorio insistió que con esa decisión del FM se termina todo el trabajo de prevención, capacitaciones, no hay posibilidad de información, distribución de condones, "porque ya no tendremos las posibilidades", lamentó. También la fuente subrayó que si la cooperación se va, entonces el Estado debe responder, pero, ¿dónde está el presupuesto nacional por parte del Ministerio de Salud en relación con el tema del VIH?", se cuestionó.

Para Freddy Cárdenas, Director Ejecutivo de Profamilia, el Fondo Mundial tiene una política claramente definida para hacer estos financiamientos, y, lamentablemente, "estamos fuera de esta segunda fase debido a la focalización de la estrategia, pero el país se verá en problemas, porque si desde luego ha habido logros, es porque las acciones que se tomaron fueron correctas; entonces esto quedará descuidado".

En el caso de Profamilia, explicó el director, "tenemos alrededor de nueve años que recibimos solo el 10% de donaciones externas y el otro 90% de nuestros egresos depende de recaudaciones propias", sin embargo, "las 140,000 pruebas de VIH al año que hacíamos de manera gratuita con la estrategia que creó el Fondo Mundial, ahora las tendremos que cobrar, pues el 'kit' cuesta US$1.50, y el acceso gratuito al condón --que se generalizó hace cuatro años-- se verá afectado y la gente tendrá que comprarlos".

La propuesta ya revisada para la segunda fase quedó en casi US$20 millones, y aún no ha sido aprobada, sino hasta el 20 de este mes, cuando un representante del Fondo Mundial visitará el país para reunirse con el MCP y las ONG para abordar el tema.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web