Imprimir

El expresidente de Anesvad asegura que la ONG le hizo perder mucho dinero

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 297

ideal

06-03-2012jeEl expresidente de Anesvad José Luis Gamarra ha rechazado hoy que se apropiara de dinero de la ONG en beneficio propio y ha dicho que, después de "toda una vida entregada" a esa entidad, ha perdido "mucho dinero".

En la primera sesión del juicio contra tres ex directivos de la ONG por desviar presuntamente más de 9 millones de euros de donaciones a sus cuentas privadas, ha comenzado a declarar Gamarra como principal acusado del procedimiento, quien ha rechazado haberse enriquecido gracias a Anesvad.

Sin embargo, ha reconocido que utilizaba el dinero que recibía Anesvad para hacer inversiones a su nombre, para lo cual retiró en una ocasión 900.000 euros con un cheque pero, ha asegurado, que lo hacía para aumentar el capital de esa organización.

Ha reconocido también que abrió una cuenta en Suiza a su nombre, donde ingresó casi un millón de euros de una herencia que había recibido la ONG, y ha explicado a la Sala que solía dar regalos y gratificaciones a los empleados, entre los que figuraban algunos de sus familiares.

El fiscal pide para los tres acusados una pena de seis años de prisión al estimar que, entre 1996 y 2006, Gamarra y los otros dos imputados "dispusieron e incorporaron a su patrimonio" fondos propiedad de la ONG por un total de 9 millones de euros, que destinaron "a fines particulares propios y ajenos, y no para los fines sociales para los cuales se recibían los donativos".

La acusación particular, ejercida por los administradores judiciales de Anesvad como perjudicada, ha elevado la petición de pena a 8 años de prisión y hoy ha calificado la actuación de los acusados como "una trama depredadora" de las aportaciones que "altruistamente" hacían personas anónimas a la ONG.

En su declaración, Gamarra ha detallado que procede de una familia "rica y con mucho dinero" ya que su padre era médico y creó tres empresas que luego él gestionó y, además, ha explicado que heredó dinero de varios familiares.

Una denuncia anónima desde dentro de la ONG dio origen a la investigación policial y de la fiscalía sobre esas cuentas y la detención de Gamarra en marzo de 2007.

Anesvad se fundó en 1968 en Bilbao para atender a los enfermos sin recursos de la mano del religioso jesuita Javier Olazabal, quién se dedicó a la atención de afectados por la lepra en la isla filipina de Culión, país en el que la ONG desarrolla la mayoría de sus proyectos.

En el momento en que fue intervenida, Anesvad contaba con más de 160.000 socios, estaba presente en más de 25 países y tenía un presupuesto de más de 35 millones de euros anuales.

Mañana Gamarra seguirá respondiendo ante la Audiencia de Bizkaia, que escuchará también a los otros dos acusados.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web