Imprimir

ONG reclaman apoyo para acabar con la práctica aberrante de los niños soldado

on . . Visitas: 326

elcorreo

Cientos de miles de menores están siendo utilizados hoy como niños soldados en, al menos, 1512-02-2012JA1 países del mundo, han denunciado hoy varias ONG, que reclaman el apoyo de la sociedad para acabar con una práctica "aberrante" y ayudar a los menores a salir del "infierno deshumanizador" de la guerra.

Con motivo del Día internacional contra la utilización de menores soldados, que se celebra el día 12 de febrero, Alboán, Aministía Internacional, Entreculturas, Fundación el compromiso y Save the Children, han presentado un campaña que pretende recabar fondos y apoyo político para acabar con esta práctica y rehabilitar a los niños afectados.

"Necesitamos una sociedad concienciada, exigente e indignada que nos apoye a seguir adelante" con unos proyectos de rehabilitación y reeducación de menores que son "largos y costosos", ha subrayado en rueda de prensa la responsable de Incidencia de Save the Children, Yolanda Román.

Con ese objetivo, esta noche se presenta "Aquel no era yo" un cortometraje dirigido por Esteban Crespo y con la participación de los actores Gustavo Salmerón y Alejandra Lorente, que narra el secuestro de dos cooperantes españoles por un general rebelde africano asistido por un grupo de niños soldados a los que entrena en la obediencia ciega, la brutalidad y el horror.

La historia la cuenta Kaney, uno de esos niños que es rescatado y rehabilitado y que, ante un teatro lleno de estudiantes explica que "ser un soldado no es difícil: o te acostumbras o te matan. Lo más duro es conseguir vivir con tus recuerdos y volver a ser tú mismo después de haber hecho las cosas que has hecho".

Según las ONG, al menos 15 países -como Chad, R.D. del Congo, Myanmar o colombia- siguen actualmente reclutando niños y niñas soldados en un número que es imposible calcular aunque se sabe que es "espeluznante", ha explicado Román.

Lo que sí se sabe es que sólo en 2010 se liberaron más de 11.000 niños y niñas soldados que han sido asistidos por alguna de las ONG u organizaciones dedicadas a su rehabilitación, educación y reinserción, un proceso que no sólo incluye el trabajo con el menor, sino también con su familia y su comunidad.

"Es un proceso largo y complicado, porque se trata de habilitar de nuevo para la vida a un niño que ha sido testigo, víctima y verdugo de los mayores horrores y que nunca volverá a ser lo que era", ha apuntado la representante de Entreculturas María Calderón, que estuvo varios años al frente de un centro de rehabilitación de niños soldado en el Congo.

Calderón ha precisado que los niños soldados suelen ser secuestrados por los combatientes entorno a los 11 años y que la media de permanencia en el grupo militar es de unos cuatro o cinco años, "justo la etapa de construcción de la personalidad y cuando son más vulnerables".

En cuanto a las niñas, la labor de recuperación es aún más complicada, porque ellas son utilizadas no solo como combatientes desalmados, sino también como esclavas sexuales, lo que hace mucho más difícil su reinserción en la sociedad, ha explicado.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web