Imprimir

El 85 por ciento de los seropositivos más graves no tienen acceso a antirretrovirales en la RDC, según MSF

on . . Visitas: 251

08-02-2012jebisEl 85 por ciento de las personas seropositivas más necesitadas de atención urgente no tienen acceso a los medicamentos antirretrovirales en la República Democrática del Congo (RDC), un país en el que solo el uno por ciento de las embarazadas portadoras del VIH accede a los medicamentos necesarios para impedir la transmisión al hijo, según denunció este martes la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF).

Según MSF, se estima que actualmente el número de personas portadoras del VIH en la RDC es de más de un millón, "de las cuales 350.000 necesitan acceder urgentemente al tratamiento".

Sin embargo, de estas 350.000 personas, actualmente solo lo reciben 44.000, lo cual representa un 15 por ciento de la tasa de cobertura antirretroviral, "una de las más bajas del mundo". En todo el continente africano, solo Somalia y Sudán tienen tasas parecidas, según la organización.

Aparte, la RDC es uno de los dos países de África Occidental y Central con el 'ranking' más bajo en materia de prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo. "Solo un uno por ciento de las mujeres embarazadas que se estima son VIH-positivas tiene acceso a tratamiento para prevenir la transmisión del virus a sus bebés", advirtió MSF.

"Sin tratamiento, aproximadamente un tercio de los bebés de la RDC expuestos al virus nacerá con el VIH, mientras que en países como España, donde las madres con el VIH sí tienen acceso a dicho tratamiento, el porcentaje de bebés nacidos con el virus es entorno al uno por ciento", prosiguió.

RECORTES FINANCIEROS

"A pesar de estos desastrosos indicadores, los financiadores no han dado a la RDC la prioridad que merece", y algunos de ellos, como el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, "están retirando o reduciendo drásticamente sus fondos", lamentó la organización.

"Pese a que el Fondo Mundial es el principal proveedor de medicamentos antirretrovirales en Congo, los países que lo financian no han mantenido sus promesas" y, como consecuencia de ello, se está viendo obligado a "reducir sus expectativas", denunció la organización. "Esta retirada por parte de los financiadores amenaza directamente la vida de miles de personas con VIH/sida en la RDC", advirtió MSF.

"Ante esta situación, es vital que las autoridades congoleñas cumplan su compromiso de ofrecer servicios gratuitos de prevención y tratamiento a personas con VIH/sida" y es "decisivo que los financiadores movilicen de inmediato los recursos necesarios para evitar que los pacientes en espera de recibir tratamiento estén condenados a morir", prosiguió.

"En vez de esto, las aportaciones económicas se están reduciendo, y esto llevará a que todos paguemos las consecuencias sociales y económicas de unas decisiones que están siendo completamente miopes", denunció el director general de MSF-España, Aitor Zabalgogeakoa.

Según MSF, investigaciones recientes han demostrado que el propio tratamiento del VIH es "una herramienta decisiva para hacer retroceder la pandemia, ya que una persona que reciba tratamiento en un estadio temprano de la enfermedad tiene un 96 por ciento menos de probabilidades de contagiar el virus a otros".

"IGUAL QUE CUANDO NO HABÍA ANTIRRETROVIRALES"

En su comunicado, la ONG cita el ejemplo del centro hospitalario de Kabinda en la capital, Kinshasa, en el que Médicos Sin Fronteras "ha observado un número excesivamente alto de pacientes que acuden con complicaciones graves a consecuencia de la falta de tratamiento y con grados de sufrimiento inaceptables debido al estadio avanzado de su enfermedad".

"He trabajado con pacientes VIH-positivos en muchos países de África Central y del Sur, pero lo que estoy viendo aquí no lo había visto desde hacía muchos años", declaró la coordinadora médica de MSF en la RDCongo, Anja de Weggheleire. "La situación actual me recuerda los tiempos en que no se disponía de tratamiento antirretroviral", agregó.

"Si no se hace nada, las 15.000 personas que actualmente están en lista de espera y necesitan tratamiento con urgencia, posiblemente estarán muertas en un plazo de tres años", advirtió. "Lo peor es que son solo la punta del iceberg, ya que la mayoría de personas con VIH/sida en la RDC no conocen su estado real de salud", concluyó. Europapress

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web