Imprimir

¿Las autoridades francesas sabían los riesgos de las prótesis y lo callaron?

on . . Visitas: 279

colombia21

Un informe presentado al Gobierno galo afirma que la administración sanitaria conocía desde 1996 los peligros que02-02-2012JA2 implicaban los implantes de Poly Implant Prothese

"En 1996 las prótesis PIP comenzaron a llamar la atención de las autoridades francesas luego de una serie de mensajes electrónicos anónimos denunciando las prácticas fraudulentas de la empresa", informó hoy el vespertino Le Monde, que se asombra por la falta de comunicación entre organismos sanitarios.

"No hay errores mayores de las autoridades, solo un problema de encuadramiento global de los dispositivos médicos", consideró ante la prensa Nora Berra, secretaria de Estado de la salud.

La investigación, que reconstruye la cronología con informes de los hospitales y clínicas, demuestra que la correspondencia entre PIP y las autoridades fue abundante.

Los PIP, creados en 1991, fueron prohibidos en los Estados Unidos en 2000, pero sólo en abril del 2010 lo hizo Francia, dice el informe, que obligó al ministro de Salud, Xavier Bertrand, a anunciar hoy refuerzos en los controles sobre la cirugía estética.

"Desde el inicio de la comercialización de las prótesis PIP, se señalan casos de rotura", revela el informe hecho por la Agencia de Seguridad Sanitaria de Productos para la salud (Afssaps). Según la Unión Europea (UE), entre 300.000 y 500.000 mujeres de 65 países recibieron implantes de PIP. La mitad de ellas en América del Sur, 15.000 en la Argentina afirma la asociación de víctimas "Afectadas".

Unas 500 mujeres argentinas que integran "Afectadas", al igual que otras víctimas de Venezuela, Brasil y Colombia, presentaron en diciembre una denuncia penal en París contra la empresa francesa y reclaman que Francia y la UE formen un fondo para indemnización.

En tanto, hoy Alemania y Bélgica, siguiendo el camino de Francia, la República Checa, Holanda y el Reino Unido, recomendaron la extracción de las prótesis PIP, pese a que las informaciones sobre los riesgos de rotura de las prótesis son aun inciertas.

En el Reino Unido, se afirma que la tasa de rotura de los implantes de la marca francesa oscila entre el 7% y 8%. En Francia, la Afssaps fijó dicha tasa en el 4%.

En cambio, no se sumó Australia, cuyo ministerio de Salud asegura que no existe riesgo probado de rotura por su baja tasa de 0,4%, y porque según las pruebas realizadas, el gel de silicona industrial usado no es tóxico para los tejidos en contacto con el implante.

El viernes pasado en Marsella había sido detenido el fundador de PIP, Jean Claude Mas, quien se encontraba prófugo. Acusado de "lesiones involuntarias", Mas, de 72 años, afronta además una acusación de homicidio de los familiares de Edwige Ligoneche, quien falleció el 23 de noviembre pasado a los 53 años de un linfoma causado por la rotura de sus implantes PIP.

El lunes, el juez marsellés a cargo del caso le otorgó libertad condicional bajo una fianza de 100.000 euros, algo que para varios familiares de las víctimas es "incompresible".

A pesar de las repercusiones mundiales del caso PIP, el mercado de la estética continuará con un fuerte crecimiento en los próximos años, afirmó esta semana la revista económica Challenges. En 2011, el sector obtuvo ganancias globales por entre 3.200 y 3.800 millones de euros, según el estudio del IMCAS, el congreso internacional de cirujanos plásticos que tuvo lugar en enero en Paris y que marcó un incremento del 10% con respecto al 2010. El mercado seguirá con un crecimiento anual de al menos 12% y en 2016 el sector facturará más de 6.000 millones de euros.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web