Imprimir

Denunciadas torturas y muertes a los leales a Gadafi

on . . Visitas: 299

lavanguardia

La ONG Amnistía Internacional ha denunciado que varias personas han muerto en los últimos meses tras haber sido27-01-2012JA1 detenidas y torturadas por supuestamente ser simpatizantes del exlíder libio, Muamar Gadafi, que murió el pasado 20 de octubre a manos de un grupo de guerrilleros insurgentes. Durante las últimas semanas, la organización se ha reunido con detenidos en Misrata y Trípoli los cuales tenían marcas de torturas. "Después de todas las promesas de que (el Gobierno de transición) se harían con el control de los centros de detención, es horrible descubrir que no se han producido avances para detener el uso de la tortura", denunció Donatella Rovera, asesora para Amnistía.

"No estamos al tanto de ninguna investigación de casos de tortura, y ni los supervivientes o familiares de los que han muerto bajo arresto tienen recursos para apelar a la justicia o pedir compensaciones por todo lo que han sufrido", indicó. "Aunque muchos detenidos nos han contado que han sido torturados, algunos tienen demasiado miedo para hablar, ya que temen que si hablan se les torturará mas, y simplemente nos han ensañado sus heridas", añadió. Los detenidos denunciaron que tuvieron que colocarse en posturas dolorosas, fueron golpeados con cables y palos de madera y de plástico y se les aplicaron descargas eléctricas.

Algunos informes médicos a los que ha tenido acceso Amnistía confirman que algunos detenidos fueron torturados y que varios murieron en las prisiones. La mayor parte de los detenidos son libios que supuestamente fueron leales a Gadafi, aunque también hay inmigrantes subsaharianos que han sido detenidos por haber sido milicianos para el anterior régimen. Los detenidos no han tenido acceso a abogados. En algunos casos, confesaron crímenes que no habían cometido para evitar ser torturados, según la organización.

En Misrata, los detenidos permanecen en el centro de la Seguridad Militar Nacionales y en cuarteles de las milicias armadas. "Esta mañana me han cogido para interrogarme. Cinco hombres con ropa de calle me golpearon. Me colgaron de la puerta con las muñecas durante una hora y siguieron pegándome", denunció uno de los detenidos en Misrata. Otros detenido indicó que fue electrocutado mientras tenía las manos en la espalda. "Me amenazaron con llevarme a la milicia que me capturó y que me matarían", añadió.

Muerte bajo custodia

Algunos de los detenidos han muerto mientras estaban bajo arresto. Los familiares de un agente de Policía arrestado en octubre de 2011 al este de Trípoli explicaron a Amnistía que solo pudo contactar con su mujer tres semanas después de que fuera detenido. A los pocos días, un hospital local les informó de que habían recibido el cuerpo del agente. La ONG denunció que el cadáver tenía quemaduras en el cuerpo y señales de golpes por todo el cuerpo, según unas fotografías que fueron mostradas a los trabajadores de la organización. La última persona que se conoce que ha muerto bajo custodia fue el coronel Ezzeddine al Ghul, que fue detenido al sur de Trípoli el pasado 14 de enero. El cuerpo fue devuelto al día siguiente a su familia ensangrentado y con heridas.

Sin investigación

Amnistía denunció que las autoridades del Gobierno de Transición no han realizado una investigación sobre los casos de tortura. "La Policía y la judicatura es disfuncional en todo el país", denunció un comunicado de la ONG. "No hay voluntad por parte de las personas que están en el poder para dar pasos concretos para acabar con la tortura y otros abusos contra los detenidos y llevar ante la justicia a los responsables de dichos crímenes", señaló Rovera. "No subestimamos los desafíos a los que se enfrentan las autoridades libias a la hora de establecer el control sobre las milicias armadas que operan en todo el país, pero tenemos que ver que dan pasos decisivos contra la tortura. Por el interés de construir una Libia que defienda los Derechos Humanos, esta cuestión no debe dejarse para el final", añadió.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web