Imprimir

Japón y la ONG Icnelia se alían para construir dos escuelas en Nicaragua

on . . Visitas: 388

laprovincia

La ONG santapolera Icnelia ha firmado un convenio con el Gobierno de Japón, a través de suJA_5-01-2012JPG Embajada en la República de Nicaragua, que permitirá la construcción en este año 2012 de dos escuelas rurales en sendas comunidades de la selva en el municipio de Bluefields, Región Autónoma del Atlántico Sur. La Embajada del Japón aporta 98.805 dólares (unos 76.000 euros) de un presupuesto global que supera los 110.000 dólares (casi 85.000 euros).

Coincidiendo con la expedición que voluntarios de Icnelia realizaron a Nicaragua el pasado mes de diciembre para supervisar los proyectos que la ONG santapolera tiene en marcha en este país centroamericano, visitaron junto a la responsable de proyectos en la RAAS de la Embajada del Japón, Noriko Tanaka, las comunidades de Caño Blanco y San Rafael, en el municipio de Bluefields, donde se comenzará en breve la construcción de las dos escuelas.

Tras mantener reuniones con los representantes de ambas comunidades y constatar su predisposición a apoyar la iniciativa, confirmaron la ejecución del proyecto que permitirá a más de setenta niños y niñas cursar sus estudios de educación primaria en estos dos centros que se integrarán en la red del Ministerio de Educación (MINED).

Los líderes de las comunidades beneficiarias han manifestado su satisfacción ya que las escuelas suponen un logro muy importante para reforzar la cohesión de la comunidad y una verdadera apuesta de futuro para sus hijos en unas zonas aisladas y carentes de los servicios básicos mínimos.

El presidente de Icnelia, José Miguel Zaragoza, firmó el contrato en la sede de la Embajada del Japón en Managua, en un acto en el que el Embajador, Jiro Shibasaki, plasmó la ayuda del gobierno de su país para diez proyectos de desarrollo consistentes en la construcción de puentes y colegios en diferentes regiones de Nicaragua, por un importe global de 1.046.282 dólares (unos 800.000 euros). La mayoría de ellos tienen como contraparte a alcaldías o cooperativas del país, siendo Icnelia la única ONGD beneficiaria y la única entidad no nicaragüense que ha conseguido la financiación japonesa.

Obra complicada por la dificultad del transporte

El proyecto consiste en la construcción de un aula de cemento de 48 m2 de superficie, con ventanas de aluminio y pasillo cubierto de 19 m2, con infraestructuras complementarias como un pozo con depósito para 1.100 litros de agua potable, letrinas con dos aseos y urinario con biodigestor de residuos, así como vallado perimetral. En ambos casos el terreno sobre el que se asentarán los colegios ha sido donado por la comunidad, que también apoyará los trabajos de construcción.

La dirección de obra ha sido contratada con la ingeniera Dora María Hernández, quien cuenta con amplia experiencia en la construcción de infraestructuras educativas y sanitarias en la zona, y además de la supervisión de los trabajos por parte de miembros de Icnelia se ha contratado a un auditor externo que vigilará todo el proceso para demostrar la máxima transparencia en el manejo de los fondos.

El plazo de ejecución previsto es de tres meses, por lo que si no surgen complicaciones el próximo mes de mayo podrían entrar en funcionamiento los dos centros. Hay que tener en cuenta que las escuelas se ubicarán en zonas selváticas de muy difícil acceso, por lo que el traslado de los materiales constituye un verdadero reto logístico.

Para paliar en lo posible el transporte de materiales pesados, se ha hecho en las inmediaciones de las comunidades prospecciones de depósitos de arena y piedra (piedrín o gravilla) en los ríos, con el objetivo de fabricar in situ los bloques de cemento con los que se construirán las escuelas. Si las pruebas de carga que se realizarán en Bluefields con un modelo ya fabricado en las comunidades resultan satisfactorias, se aplicaría esta solución.

Satisfacción y responsabilidad

Para Icnelia el inicio de la colaboración con el Gobierno del Japón supone un paso muy importante en nuestra trayectoria, ya que la confianza depositada por un organismo tan prestigioso es un reconocimiento a la labor que venimos llevando a cabo en los últimos cinco años en pro de la educación en Nicaragua y una motivación especial para continuar apostando por el desarrollo de este país.

En este tiempo hemos puesto en funcionamiento cuatro escuelas en comunidades de la selva del municipio de Bluefields, está en proceso la construcción de la quinta y estas dos nuevas unidades supondrán una evolución en la tipología del programa "Padrino de mi colegio", ya que serán las primeras que Icnelia edifique con cemento después de haber trabajado con madera las anteriores.

En esta expedición, Icnelia ha identificado nuevas necesidades que se planificarán durante este año con el objetivo de poder convertirlas en realidad en 2.013, como la finalización de la escuela en la comunidad de El Gorrión 2 o la mejora de las condiciones de la sala de pediatría del Hospital de Bluefields. Se trata de proyectos de una gran repercusión social para el futuro de estas comunidades.

Icnelia ha desarrollado en Nicaragua durante los últimos cinco años otros proyectos en los ámbitos de la sanidad, formación, nuevas tecnologías, desarrollo socioeconómico, turismo solidario y apoyo a colectivos desfavorecidos.

La ONGD española, con el objetivo de asentar su estructura en Nicaragua, cuenta desde diciembre de 2011 con oficina y representante estable en Managua, hecho que facilitará el control y supervisión de los proyectos en desarrollo, así como una colaboración más estrecha con otros organismos y entidades locales.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web