Imprimir

La ONG libanesa Actúa por los Derechos Humanos denuncia que la tortura se ha "generalizado" en todo el país

on . . Visitas: 279

30-12-2011jecuaLa organización no gubernamental libanesa Actúa por los Derechos Humanos (ALEF) ha denunciado en su último informe sobre la situación en Líbano que la tortura se ha convertido en una práctica "generalizada", al tiempo que ha reclamado un esfuerzo a las autoridades de Beirut para dar cumplimiento a las convenciones internacionales sobre abusos.

En un informe para analizar el avance de Líbano en materia de lucha contra la tortura, esta organización ha subrayado que todavía queda mucho trabajo por hacer para que en el país de los cedros acaben los abusos que sufren las personas que son detenidas.

En este sentido, el documento recuerda que, a pesar de haber firmado hace una década la Convención de Naciones Unidas contra la Tortura, el Gobierno no ha informado en todo este tiempo sobre los resultados logrados en materia de erradicación de la tortura, a pesar de que se había comprometido a emitir un informe a finales de este año.

Ante la falta de análisis e información del Gobierno, ALEF ha decidido elaborar su propio documento sobre la tortura en Líbano y tiene previsto remitírselo a la Convención de Naciones Unidas contra la Tortura para que analice y denuncie la inacción de las autoridades libanesas para poner fin a estos abusos.

Una de los requisitos que exige este comité de Naciones Unidas a los estados que firman la convención contra la tortura es que creen un mecanismo de prevención nacional que identifique e impida los abusos a detenidos, según ha explicado al diario 'The Daily Star' el investigador George Ghali, uno de los redactores del documento alternativo de ALEF.

Según el diario digital 'Bikya Masr', la organización ALEF ha estudiado los casos de torturas registrados en Líbano en los últimos cinco años y ha llegado a la conclusión de que está práctica continúa siendo "generalizada".

En concreto, la ONG recibió sólo entre 2008 y 2009 más de 700 denuncias por tortura. La mayoría de las víctimas de estos abusos son presos extranjeros, gays, lesbianas, drogadictos, mujeres y niños encarcelados. El documento pide al Gobierno que persiga legalmente la tortura con las prácticas que establece la Convención de la ONU, que excluye todo testimonio o prueba obtenido de un detenido mediante los abusos.

"Desde 2005, Líbano ha experimentado una creciente inestabilidad política. Mientras el nivel general de protección de Derechos Humanos ha aumentado, (la persecución de la tortura) depende de las prioridades de los ministros más que de políticas correctas", señala el informe. Europapress

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web