Imprimir

Al Shabab confisca bienes y propiedades de la ONU y de varias ONG en Somalia

on . . Visitas: 340

elmundo

29-11-2011bisLa ONU denunció este lunes que la milicia integrista islámica Al Shabab ha confiscado bienes y propiedades de algunas de sus agencias y de varias ONG en Somalia, a las que ha prohibido llevar a cabo su labor humanitaria en el país.

"El secretario general condena en los términos más enérgicos posibles la confiscación de propiedades y equipamiento que pertenecen a agencias de Naciones Unidas y varias ONG llevada a cabo este lunes por Al Shabab", señaló el portavoz del secretario general Ban Ki-moon, Martin Nesirky, en un comunicado difundido en la sede central del organismo en Nueva York.

Según la denuncia de la ONU, grupos de Al Shabab han tomado posesión de varios campamentos humanitarios en las regiones meridionales de Bay, Bakool, Baja Shabelle e Hiraan, donde además han prohibido a las organizaciones humanitarias y las agencias del organismo internacional realizar su trabajo.

El máximo responsable de la ONU exigió a los integrantes de la milicia vinculada a Al Qaeda que abandonen de inmediato los recintos ocupados y que devuelvan los equipos sustraídos a las ONG y las agencias de la Naciones Unidas afectadas.

'Preocupación extrema'

"Este acto descarado impide las organizaciones ofrecer la vital ayuda con la que salvan tantas vidas", aseguró el portavoz de Ban, que exigió además el "levantamiento inmediato" de la prohibición de que los grupos humanitarios trabajen en el centro y sur de Somalia.

La subsecretaria general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, también emitió este lunes un comunicado en el que mostró su "preocupación extrema" ante las acciones de Al Shabab contra las agencias de Naciones Unidas y varias ONG.

"Pido a los grupos asociados a Al Shabab que se retiren inmediatamente de los campamentos humanitarios confiscados esta mañana", demandó Amos, quien también exigió a la milicia que no lleve a cabo "nuevas acciones que pongan en peligro las operaciones y la seguridad de los trabajadores humanitarios en el país".

La subsecretaria general de la ONU pidió, asimismo, que al Shabab levante la prohibición dictada sobre las ONG y las agencias de la ONU para que trabajen en zonas que están bajo su control y subrayó que las organizaciones que operan en Somalia han salvado miles de vidas en el país y son "estrictamente neutrales".

Desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, Somalia ha vivido una constante guerra civil y carece de un Gobierno efectivo, una situación que ha permitido a la milicia radical islámica de Al Shabab acrecentar su poder y su dominio territorial en los últimos años.

Ese grupo, que ha impedido repetidamente la entrega de ayuda humanitaria a las víctimas de la hambruna que atraviesa el país, pretende derrocar al Gobierno transitorio y establecer un estado musulmán de corte wahabí en el Cuerno de África.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web