Imprimir

Movilización de partidos y asociaciones catalanistas en defensa de la inmersión

on . . Visitas: 419

elmundo

La amenaza, cada vez más real, de que la Justicia desmantele la inmersión lingüística en catalán ha activado una movilización masiva de partidos, ciudadanos y entidades catalanistas en defensa del actual modelo educativo.

El ultimátum lanzado ayer por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para que el Govern equipare, en el plazo de dos meses, castellano y catalán en las escuelas ha servido de combustible para un conflicto enquistado desde hace más de una década y cuya huella empieza a verse en todos los ámbitos: desde el Govern hasta el profesorado, desde los partidos políticos a las redes sociales.

Las plataformas sociales de internet, una vez más, están ejerciendo de termómetro de un debate social y político, en este caso especialmente enconado. Así, en Twitter el 'hashtag' #somescola ('somosescuela'), usado como bandera de los defensores del catalán como lengua vehicular preferente, ha logrado colarse durante horas entre los conceptos más utilizados en España. Eso sí, y como suele suceder en los duelos que se viven en la red social, también luce músculo un elemento inversamente contrario. Así, #Chacondimisión compite entre las fórmulas más utilizadas por quienes exigen que la ministra de Defensa, Carme Chacón, cese en sus funciones por oponerse al auto judicial y defender sin tapujos el modelo lingüístico catalán.

El rechazo al mandato judicial, eso sí, vive su mayor arraigo en la arena política, donde todas las formaciones catalanas, a excepción de PP y Ciutadans (C's), tratan de organizarse en una suerte de frente común que podría verse plasmado en la celebración de la Diada Nacional de Catalunya, el 11 de septiembre.

Desde que se conociera el auto, todos los partidos favorables al modelo actual han dado su apoyo sin fisuras a un Govern cuya única respuesta, de momento, se limita a un recurso contra la medida. Así, PSC, ERC, ICV o Solidaritat se han mostrado dispuestos a caminar junto a CiU para defender lo que consideran como piedra angular de la "cohesión social" en Cataluña.

Mientras se dibuja el escenario de dicha movilización, no faltan las voces que reclaman implicación a una ciudadanía que debe "salir a la calle y defender con uñas y dientes un bien que ha costado mucho conseguir". Así lo reclaman desde ERC, cuyo presidente, Joan Puigcercós, ha remitido una carta a todos los partidos catalanistas para ir todos a una en lo que se entiende como un ataque largamente preparado contra "la lengua catalana".

El rechazo a la amenaza judicial también se ha trasladado al mundo docente, entre cuyos representantes sindicales ha calado la necesidad de desobedecer la medida judicial.

La desobediencia civil, de hecho, se ha convertido en uno de los arietes prioritarios del frente catalanista bajo el auspicio de organizaciones como Òmnium Cultural, 'Som Escola' o las juventudes de Convergència (JNC). A su parecer, ignorar el mandato judicial puede servir como contraatque a "la persecución de una minoría contra el modelo lingüístico escolar en nuestro país".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web