Imprimir

La Asociación de Mayoristas estrena un método para evitar alergias por anisakis

on . . Visitas: 485

lanuevaEspana

El pescado que llega a las pescaderías es apto para el consumo humano, aunque siempre, a juicio deasociacion_de_mayoristas los profesionales, «podría pasar por controles más exhaustivos para garantizar su salubridad». Así lo cree el presidente de la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma), Luis Laria, que basa este consejo en el estudio post mortem de delfines y el hallazgo, cada vez más frecuente, de cetáceos con parasitaciones abundantes (especialmente por anisakis), quistificaciones y tumoraciones. Un portavoz de la Asociación de Mayoristas de Pescado de Asturias valoró ayer las palabras de Laria y avanzó al respecto que el colectivo ya se ha puesto en contacto con una empresa para aplicar un nuevo método llamado «anisakill tm» a distintas especies susceptibles de padecer anisakis para evitar la anafilaxis por este parásito en humanos inactivando la vida de dicho organismo. «Actualmente estamos trabajando con todas las especies en riesgo», explicó el mismo portavoz.

Laria también propuso que se estudie la posible relevancia de materiales pesados y radiactividad en el pescado. Fuentes de la asociación de mayoristas que preside Inocencio Rodríguez coincidieron con el responsable de la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma) en que «cada vez hay más concentración de materiales pesados, sobre todo en especies de gran tamaño como consecuencia de que el mar está más contaminado». De ahí que la intención de esta entidad que aglutina a numerosas empresas del sector en Asturias sea incorporar nueva tecnología para analizar los metales pesados en el pescado y que éste llegue en perfecto estado al consumidor.

«Es cierto que animales como los delfines están sufriendo algún tipo de tumoración, algo que no es habitual. Esto indica que cada vez más hay especies que comen alimentos que contienen agentes mutagénicos», manifestaron desde la Asociación de Mayoristas, que recalcaron que el interés de la asociación es velar en cualquier caso por la seguridad alimentaria para que el pescado de consumo humano llegue en condiciones óptimas a la mesa. «Somos conscientes de que no todo el mundo está en esta línea de trabajo, pero nosotros damos apoyo a todas las empresas que nos lo soliciten», recalcaron desde el colectivo de mayoristas pesqueros de Asturias.

El objetivo de las últimas novedades tecnológicas, según responsables de la asociación de mayoristas, es que el pescado «llegue en perfecto estado al plato». Con el mismo propósito trabajan en la nueva rula de Avilés, donde los controles de seguridad van más allá de los exigidos por la autoridad competente con el fin de certificar la calidad del producto. Pese a todo, el presidente de la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas ofrece consejos caseros para evitar posibles contagios por parásitos como el anisakis: comer el pescado cocinado al máximo y, preferiblemente, congelado.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web