Imprimir

La asociación de balnearios aboga por cobrar en las termas

on . . Visitas: 367

llavozdegalicia

La Asociación de Balnearios de Galicia se posicionó ayer ante la posibilidad de que el Concello debalneario Ourense cobre una entrada por el uso de las termas hasta ahora gratuitas de las riberas del Miño. Su presidente, el ourensano Rafael Luaña, ve con buenos ojos esta opción, ya que entiende que serviría para mejorar el servicio que se presta a los ciudadanos y también para aumentar el control que precisa una instalación de este tipo: «Lo de la gratuidad desde mi punto de vista tendría que acabarse».

El cobro de una cuota para utilizar las pozas públicas de la capital provocaría, según Rafael Luaña, que el ciudadano tomase mayor conciencia del servicio que recibe: «Es una buena decisión si sirve para que se mejore la seguridad y para que la gente se dé cuenta de que se trata de una instalación de carácter sanitario».

Mala imagen

El modelo actual de explotación de las surgencias de las riberas del Miño provoca, según el presidente de la Asociación de Balnearios de Galicia, una mala imagen para el sector: «La forma en la que se están utilizando las pozas públicas desvirtúa al termalismo. Tenía que haber una normativa que fuera mucho más exigente con este tipo de instalaciones».

En este sentido, Rafael Luaña va más allá y pone en duda la legalidad de este tipo de recintos: «Tengo mis dudas sobre su legalidad. Si tienen agua minero medicinales hay que saber que utilidad tienen esas aguas y cómo se deben de utilizar. En definitiva, tiene que elaborarse una normativa para su su uso». De hecho, el presidente del colectivo considera que hay un agravio comparativo con los controles rigurosos que tienen que pasar los establecimientos de carácter privado.

Modelo equivocado

A la hora de buscar la causa de los errores que el Concello de Ourense ha podido cometer en el desarrollo del modelo de termas gratuitas, Rafael Luaña, apunta hacia las ansias por llegar a un elevado número de usuarios: «Quizás con el deseo de ofrecer a todo el mundo este recurso mineral tan extraordinario se ha optado por un modelo equivocado. Quizás se podía haber hecho mucho mejor».

La postura de la Asociación de Balnearios de Galicia llega a consecuencia de la intención mostrada por el Concello de Ourense de evaluar la continuidad del modelo de termas gratuitas. Considera el nuevo edil de Termalismo, el socialista José Ángel Vázquez Barquero, que la ciudad de Ourense tendrá que plantearse si se puede permitir el lujo de mantener su gratuidad. En concreto, el Concello destina 200.000 euros de las arcas públicas al mantenimiento de las pozas. La posibilidad de que sean de pago ha dividido a los usuarios de A Chavasqueira, Outariz y el Muíño das Veigas.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web