Imprimir

Al rescate del comercio del Casco Viejo

on . . Visitas: 373

deia

Los comerciantes del Casco Viejo están trabajando en varios proyectos que les permitan dinamizar el sector y recuperar los locales que permanecen cerrados, unter0002_1 total de 72. Entre las iniciativas en las que están trabajando destaca la captación de empresas que se asienten en el Casco Viejo. No es la única iniciativa que barajan, ya que además tienen previsto establecer un calendario de ferias, sinergias entre comercios o celebrar una gran fiesta de inicio de Navidad. El gerente de la asociación, Jon Aldeiturriaga, señaló ayer que "en la actualidad el Casco Viejo cuenta con cerca de 4.000 mil trabajadores, la empresa de Bizkaia con más empleados fijos".

Jon Aldeiturriaga es consciente de que la empresa que gestiona es una de las más importantes de Bizkaia, salvando las grandes como Iberdrola. En este empresa, "nunca ha habido un ERE", decía ayer un de los miembros de la asociación, pero además están trabajando en novedosas ideas que les permitan revitalizar el Casco Viejo. Algunas son más ambiciosas, como los contactos que están estableciendo para recuperar los locales que se encuentran vacíos. Según Aldeiturriaga, la mayoría de los locales que están cerrados se encuentran situados fundamentalmente en las Siete Calles. Desde la asociación se está realizando un importante esfuerzo para captar empresarios interesados. Entre ellos, Aldeiturriaga desveló que ya hay contactos con una de las asociaciones de detallistas más importantes de todo el Estado para que estudien los emplazamientos que están vacíos. "Creemos que, además, cuando el mercado de la Ribera esté restaurado al 100% será un polo tractor importante", consideró.

Otro de los aspectos en los que está trabajando la asociación es la expansión de los productos. "Se trata de organizar ferias en espacios comunes sin que suponga un detrimento para nadie", adelantó Aldeiturriaga. Por ejemplo, van a recuperar una tradición ya perdida, y están negociando volver a poner los belenes en la puerta de la catedral. Pero, además, se encuentran en negociaciones con los espacios comunes del Casco Viejo para organizar un calendario de ferias que se puedan programar de una forma más estable y que den vida al Casco Viejo.

Otra de las líneas en las que trabajan es compartir sinergias entre los comerciantes. Se trata de que en una zapatería puedan existir collares de una tienda cercana o incluso vestidos que en un momento pueden servir de escaparate y que, además, sean un buen reclamo. Llegando a fin de año quieren que la Navidad se inicie en el Casco Viejo. Desde hace 42 años, los comerciantes encienden las luces, que colocan de forma particular, para iniciar la festividad. Pero, según dijo el presidente de la asociación, Boni García, en esta ocasión quieren hacer una invitación extensiva al resto de asociaciones, políticos y otros agentes para que el encendido de las luces en el Casco Viejo sea el punto de inicio de la temporada navideña.

Radiografía Para poner en marcha estas iniciativas, lo primero que han hecho es hacer una radiografía de los locales. La tipología de los comercios del Casco Viejo responde a locales de entre 50 y 100 metros cuadrados en su mayoría. En concreto, son 3.875 las personas que tienen su centro de trabajo y están repartidas en 10 sectores laborales. La mayoría son del sector servicios, un 48% del total. Es decir, que las calles del centro históricos ofrecen los servicios de abogados, academias de viaje, arreglos, asociaciones, grabados, guarderías, inmobiliarias, locutorios, reformas, residencias, seguros, tintorerías, transporte, turismo, veterinarias o videoclubs. Le siguen, con un 17%, los sectores de hostelería, y moda y complementos, que son los sectores que más fama y prestigio han dado al Casco Viejo.

Por otro lado, servicios es el sector que cuenta con mayor número de locales; uno de cada tres espacios comerciales de la zona está dedicado a este ámbito. Detrás se sitúa moda y complementos, con un 22% del total de locales ocupados. Un porcentaje alejado del 40% de locales con que contaba este sector en la zona hace una década y que muestra el paulatino aumento de la variedad en la oferta comercial y económica del Casco Viejo en este tiempo. Detrás se sitúa hostelería, con un porcentaje de ocupación de espacios del 18%.

Cuando se calcula el ratio del número de trabajadores por número de locales con actividad económica el resultado es de 2,5 trabajadores por establecimiento. Cifra que, tal y como señalaron desde la asociación, supera en medio punto porcentual la media histórica de trabajadores por comercio pese a la situación económica actual. Un dato valorado positivamente desde la asociación y que, consideran, refleja la capacidad del tejido económico de la zona.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web