Imprimir

'País Vasco, un alma solidaria' cerrará este martes su cuarta convocatoria

on . . Visitas: 367

elcorreo
País Vasco, un alma solidaria' cerrará este próximo martes el plazo de recepción de proyectos aspirantes a sus almapremios. El programa de ayudas al Tercer Sector, organizado por EL CORREO con patrocinio del Departamento de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno vasco y la colaboración de BBK, ha alcanzado la cuarta convocatoria y, como en ocasiones anteriores, repartirá 100.000 euros entre los cinco seleccionados, que también dispondrán de una página informativa en torno a sus actividades. La novedad de esta edición reside en el ofrecimiento adicional de reportajes divulgativos y espacios publicitarios a otras tantas iniciativas.

La atención a las personas desfavorecidas constituye el objetivo genérico de estos galardones, puestos en marcha hace tres años. La viabilidad social, económica, técnica y de gestión constituye uno de los requisitos exigidos, pero también se valoran otros aspectos como el impacto social y, especialmente, el carácter innovador. Las organizaciones interesadas en concurrir han de hallarse legalmente constituidas y demostrar una experiencia mínima de dos años en el ámbito social.

Diversidad de objetivos

Desde su creación en 2008, 'País Vasco, un alma solidaria' ha favorecido a dieciocho entidades sociales sin ánimo de lucro radicadas en nuestra comunidad autónoma tanto con la aportación económica como con la difusión de sus actividades en el diario y su medio digital. La diversidad tanto en la naturaleza de las organizaciones como en los colectivos beneficiados por sus actividades ha permitido dar apoyo a un amplio abanico de proyectos que luchan contra la exclusión social. La pasada convocatoria incluyó tres menciones por la calidad de sus planteamientos.

La primera convocatoria demostró esa diversidad con el reconocimiento de propuestas tan diferentes entre sí como las de Bidesari, dedicada a la rehabilitación de personas drogodependientes privadas de libertad, la Asociación Ayalesa de familiares y enfermos psíquicos, o Berpiztu Elkartea, entidad donostiarra que promueve la integración de extranjeros. La selección de Egunon Etxea, un proyecto de Cáritas para la atención a personas mayores sin recursos, y el apoyo al proyecto divulgativo de la Comisión Ciudadana Anti-Sida en el ámbito de los inmigrantes permitió establecer una panorámica inicial extensa que cubría tanto el espacio social como el cultural y sanitario.

La inclusión sociocultural y económica de grupos foráneos también aparece representada en los proyectos de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, la unidad pastoral del Casco Viejo vitoriano y la Fundación Itaka, premiados en la segunda edición. Todos ellos pretendían una cobertura integral de individuos en situación de extrema vulnerabilidad. La novedad aparecía, fundamentalmente, en las propuestas de Aldarte, destinada a favorecer la socialización de gays, lesbianas y transexuales de edad madura, y el sindicato EHNE, empeñado en proporcionar respiro a personas con cargas familiares en el medio rural.

En riesgo de exclusión

La apuesta por fórmulas que enriquecen los tradicionales servicios del Tercer Sector volvió a prevalecer en la última convocatoria. En esta ocasión, se reconoció la puesta en marcha de un 'call center' para la atención de familiares de enfermos crónicos y terminales, iniciativa del Hospital de San Juan de Dios de Santurtzi, y la cesión de un caserío a la empresa de inserción social Goilurra, lo que ya permite la formación en tareas agrícolas de sujetos en riesgo de exclusión. Además, se seleccionó un proyecto de la Fundación Argia, que fomenta la autonomía doméstica de enfermos psíquicos, y dos trabajos avalados por la larga experiencia de sus promotores como son los proyectos integrales de capacitación sociolaboral de la Fundación Peñascal o de rehabilitación de toxicomanías a cargo de la Fundación Gizakia.

La excelencia de las numerosas propuestas a concurso dio lugar en la tercera convocatoria a la inclusión de tres menciones a otras tantas organizaciones. La difusión otorgada a Centro Hontza de Cáritas, el proyecto Loremaitea de la Asociación Alavesa de Trabajo Social y el proyecto Ekorropa ha permitido conocer la problemática de las familias monoparentales, los individuos en mayor grado de vulnerabilidad y la importancia social y ecológica del fenómeno de la recuperación de la ropa usada.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web