Imprimir

Una ONG con múltiples reconocimientos

on . . Visitas: 409

eldiarioMontanes

La Fundación Vicente Ferrer trabaja para mejorar las condiciones de vida de los grupos más desfavorecidos de la Indiareconocimiento y por concienciar a la población española sobre la importancia de ese compromiso solidario. Con un gran prestigio internacional. En Cantabria más de mil socios trabajan para esta organización que mantiene su sede en Bilbao, aunque desarrolla bastantes programas en la región. Uno de ellos lleva por nombre 'School to School' y participan 15 centros escolares de diferentes municipios de Cantabria.

El programa consiste en vincular a una escuela cántabra con una de Anantapur, ciudad india en donde trabaja esta fundación, de modo que los niños y niñas de ambos países puedan establecer una relación directa y conocer las costumbres de cada país. «Que el alumnado español conozca a través de este contacto directo cómo viven los niños y niñas de Anantapur, que conozcan La India en general y la vida de los habitantes de esa región, pertenecientes a los colectivos más desfavorecidos en particular, es el principal objetivo de esta acción que está teniendo una gran acogida entre los alumnos cántabros», señala Irune Pascual delegada de la ONG para Cantabria y el País Vasco.

Irune asegura que los niños son muy receptivos a este tipo de acciones y que no dudan en volcarse para ayudar a todos los que lo necesitan.

Los necesitados son los habitantes de Anantapur, donde la fundación tiene la sede central desde hace 40 años, y más recientemente en Andhra Pradesh, al sureste del país.

«Para cumplir con nuestra misión de erradicar la pobreza en Andhra Pradesh, necesitamos contar con una población concienciada que apoye nuestra acción en la India. Por ello la sensibilización ocupa un papel crucial en nuestra estrategia de comunicación, de ahí que a lo largo del año impartamos conferencias, charlas en colegio. También nos encargamos de informar sobre los apadrinamientos», señala la delegada.

Vicente Ferrer y Anna Ferrer, se conocieron en 1968 en el transcurso de una entrevista. Unidos por un mismo compromiso de lucha por la defensa de los más pobres, se instalaron en Anantapur y crearon la fundación, una de las que más reconocimientos ha recibido a lo largo de su historia. Su fundador , que falleció en 2009, recogió de manos de don Felipe de Borbón, el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1998. No fue el único galardón que distintas sociedades le han otorgado a lo largo de su vida. Su labor para erradicar la pobreza ha hecho que varios colectivos solicitaran en varias ocasiones que se le concediera el premio Nobel de la Paz. La última candidatura se presentó desde la Universidad de Salamanca, en febrero de este mismo año.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web