Imprimir

La Fundación Gypaetus impulsa una red de armerías para sustituir el plomo por el cobre

on . . Visitas: 347

ideal

La Fundación Gypaetus, entidad sin ánimo de lucro dependiente de la Junta de Andalucía, impulsa la creación en España de una red de armerías que comercialicen munición para caza mayor de cobre que reemplace a la de plomo, gravemente contaminante.

El gerente de esta fundación, Jesús Charco, ha explicado que esta entidad, que desde 2006 gestiona la reintroducción en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas del quebrantahuesos, ave carroñera en peligro crítico de extinción, ha emprendido esta iniciativa tras comprobar que dos de los 19 ejemplares liberados en este espacio protegido murieron por la acumulación de plomo procedente de munición de caza mayor.

Charco ha alertado de los graves efectos que el plumbismo derivado de la acumulación de plomo de munición cinegética causa en las especies que depredan piezas de caza mayor abatidas y no recuperadas, tanto por ingestión directa de proyectiles de plomo como de restos y esquirlas que se quedan en huesos y cartílagos.

La acumulación de este metal pesado degrada las facultades físicas de algunas especies, debilita su respuesta inmunológica, reduce su éxito reproductivo y llega a causarles la muerte, como ocurrió con "Acebeas" y "Lézar", dos hembras de quebrantahuesos liberadas en este espacio protegido en 2008 y que perecieron por la elevada acumulación de plomo que padecían.

"Estamos luchando para acabar con la munición de plomo; sabemos que es difícil pero es algo que hay que hacer; el plomo se está eliminando en las gasolinas, en los implantes dentales, en las cañerías del agua, en todas partes, porque está más que demostrado que es bastante tóxico para la salud no sólo del medio natural, sino también para el hombre", ha aseverado.

Numerosos estudios científicos han constatado, según Charco, los graves efectos que el plomo procedente de las balas usadas en la caza mayor causa en algunas especies, como el quebrantahuesos, un ave muy vulnerable a la acumulación de este metal pesado.

Cambio factible

Técnicos de la Fundación Gypaetus han comprobado con sociedades de cazadores de varias provincias andaluzas que el cambio de la munición de plomo por la de cobre, que ya se ha impuesto en varios países desarrollados, es factible técnica y financieramente.

De hecho, un grupo de cazadores de Cazorla, Segura y las Villas, junto a responsables y técnicos de esta Fundación, cerraron la temporada de caza el pasado domingo con una montería en la que sólo se empleó munición de cobre.

"Yo la he probado tres o cuatro veces y los resultados que tenemos son fenomenales, estamos muy contentos; no hay diferencia con la (munición) de plomo y nos cuesta muy poco trabajo cambiar de munición", ha asegurado a Efe José Manuel Fernández Rodríguez, miembro de la sociedad de cazadores Villas de Albarda, de Villanueva del Arzobispo (Jaén).

Esta asociación cinegética jiennense, al igual que otras del vecino Parque Natural de Castril (Granada) han expresado su apoyo a esta iniciativa de la Fundación Gypaetus y a sus esfuerzos por que el quebrantahuesos vuelva a asentarse en estas montañas, de las que se extinguió a finales del pasado siglo.

Charco ha señalado que esta iniciativa "está dando muy buenos resultados" y cuenta "con un gran apoyo" de los cazadores andaluces, que se han concienciado de que la contaminación por munición de plomo "no sólo es un problema del medio natural, sino también, un problema serio de salud pública".

"El programa avanza bien y todo el sector cinegético está respondiendo muy bien porque la calidad de la bala de cobre es similar a la de plomo", ha concluido.

cazorla--300x180

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web