Imprimir

Salud inicia la disolución de la fundación que rige el hospital, para integrarlo en el Sespa

on . . Visitas: 431

nuevaespana

La Consejería de Salud ha puesto en marcha el proceso de disolución de la Fundación Pública Francisco Grande  saludCovián, que ha regido hasta ahora el hospital del oriente de Asturias. El consejero de Salud y Servicios Sanitarios, José Ramón Quirós, informó ayer al Consejo de Gobierno de su intención de adoptar «de manera inmediata» las medidas encaminadas a cumplir con lo dispuesto en la ley aprobada hace un año gracias a los votos de los diputados del PP e IU en la Junta General para la integración del hospital de Arriondas y su personal en el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) en régimen de gestión directa. No hay fechas concretas para la culminación de este proceso, al que se opuso con firmeza el Ejecutivo regional y el Grupo Parlamentario Socialista, pero la portavoz del Gobierno, Ana Rosa Migoya, avanzó que hacerlo antes de que concluya este año sería «un plazo razonable».

El primer paso que dará la Consejería será instar a los representantes del Principado de Asturias en el patronato de la fundación a que inicien el proceso de disolución de ese organismo. Una vez acordada la disolución, deberá ponerse en marcha el proceso de liquidación que exige la legislación vigente. A la vez se iniciarán los procedimientos necesarios, a través del Sespa y de las consejerías de Administraciones Públicas y Portavoz del Gobierno y de Economía y Hacienda, para la integración del personal laboral de la fundación, que se producirá por subrogación del nuevo empleador -el Servicio Público de Salud-, en idénticas condiciones a las que tienen en la actualidad y «con plena garantía del respeto a los derechos y obligaciones en el momento de la integración, de tal manera que no se produce minoración de derechos y obligaciones de este personal, ni vulneración alguna del orden constitucional», según Salud. Los actuales trabajadores seguirán siendo, por lo tanto, personal laboral no estatutario.

El personal que se incorpore en el futuro al centro sí lo hará de conformidad con las disposiciones vigentes aplicables al personal del Sespa; esto es, exactamente igual que en cualquier otro hospital público de Asturias.

Migoya, por su lado, señaló ayer en Oviedo que se respetarán «todos los procedimientos» legales existentes, con un objetivo principal, que los actuales trabajadores del centro, alrededor de 600, tengan, una vez dentro del Sespa, «no las mismas condiciones que los estatutarios, sino las mismas condiciones que tenían en la Fundación Grande Covián. Sobre la postura del Principado en este proceso, al que se opuso durante meses, Migoya indicó que lo que «siempre» defendió el Ejecutivo es que los trabajadores del hospital «en modo alguno se puedan convertir en empleados públicos, con los mismos derechos que los que han pasado por los procedimientos de acceso a la función pública. Creo que eso, con el acuerdo bilateral que hubo con el Estado, está garantizado», añadió.

La Consejera subrayó que la plantilla del hospital de Arriondas, con la disolución de la fundación, únicamente va a cambiar «de empleador», pero «todos sus derechos y obligaciones y su régimen jurídico será exactamente igual» al que han tenido hasta ahora. «En modo alguno van a tener la condición de los empleados del Sespa, de los estatutarios. Su plaza y su puesto de trabajo se garantizan pero se garantiza en Arriondas y en ese puesto en el que venían desempeñando hasta ahora», añadió Migoya.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web