Imprimir

La Cuna de Castilla celebra el milenario de su fundación por Sancho García

on . . Visitas: 338

logo-Correo-de-Burgos

El que fuera el más poderoso cenobio del Reino de Castilla celebró los mil años de su fundación por el conde castellano Sancho García, el de los Buenos Fueros, con sobria brillantez.  Al evento acudieron una numerosa representación política, cultural y religiosa tanto de Castilla y León como de Navarra al ser el monasterio punto de unión de ambas comunidades.

La representación eclesiástica fue encabezada por el Nuncio de Su Santidad, Monseñor Renzo Fratini, el arzobispo de la diócesis de Burgos, Francisco Gil Hellín, y el recién nombrado obispo de Ciudad Rodrigo, el burgalés Raúl Berzosa.

Del ámbito político asistieron el presidente de la Comunidad, Juan Vicente Herrera, el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, la consejera de Cultura, María José Salgueiro, la subdelegada del Gobierno de Burgos, Berta Tricio y el presidente de la Diputación, Vicente Orden Vigara.
La representación institucional se completó con una notable asistencia de responsables de la Comunidad Foral de Navarra.
Antes de inicio de los actos oficiales el presidente de la comunidad castellano-leonesa calificó la jornada como "un día histórico" al tratarse del lugar donde hace un milenio dio sus primeros pasos lo que sería el Reino de Castilla.

Herrera aprovechó para anunciar que el histórico monasterio cuenta con el respaldo de la Junta para su conservación y uso futuro como referente del turismo de interior de la Comunidad.
Los actos arrancaron con la eucaristía presidida por el nuncio del Papa en España, Renzo Fratini, en la iglesia abacial llena en su totalidad de público.
Tras la ceremonia religiosa se representó la pieza del Cronicón de Oña donde se escenifica la fundación del monasterio por el conde Sancho García y su esposa Urraca Gómez convirtiéndose su hija Tigridia en la primera abadesa.

El acto institucional continuó con las intervenciones de Berta Tricio, que como alcaldesa de Oña dio los primeros pasos para la conmemoración del milenario, rindiéndose homenaje al fundador con una corona de laurel que fue depositada por el Nuncio y el actual alcalde oniense, José Ignacio Castresana, en el Panteón Real.

A continuación el presidente de la Fundación del Milenario, Álvaro Gallo, explicó el significado de la conmemoración para los onienses y avanzó los actos que durante todo el año girarán en su derredor.

Así mismo expresó el agradecimiento a la Junta de Castilla y León por su apoyo al proyecto desde sus inicios que han permitido recuperar buena parte del milenario monasterio.
Cerró el acto la consejera de Cultura del gobierno regional, María José Salgueiro, que recordó el papel jugado por San Salvador desde su fundación en la historia tanto de Castilla como de España acogiendo en su interior actos de relevancia histórica y siendo escogido como Panteón Real por varios monarcas.
Los actos de la jornada finalizaron con el descubrimiento de una escultura de Sancho García, obra del artista burgalés Bruno Cuevas, en la plaza que desde hoy también lleva su nombre por acuerdo de la Corporación onienese.

Tras esta intensa jornada los actos conmemorativos se desarrollarán durante todo el año, tanto en la villa Condal como en la capital burgalesa, finalizando ya en 2012 con la exposición de Las Edades del Hombre.

untitled

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web