Imprimir

La Asociación de Sin Papeles reclama una zona donde vender sus productos

on . . Visitas: 326

la-opinion-coruna-e

Viven de la venta ambulante y del 'top manta' porque no los queda otro remedio. La Asociación de Comerciantes Sin Papeles pide que se le habilite un lugar donde instalarse y ofrecer al público productos artesanales o comprados en tiendas del pequeño comercio

RUBÉN GARCÍA | A CORUÑA La Asociación de Comerciantes Sin Papeles de A Coruña propone soluciones a su situación actual. El colectivo, la mayoría integrado por senegaleses que se dedican a la venta ambulante y al top manta, reclama un lugar donde ejercer su actividad sin la necesidad de escapar de la policía cada vez que ve una patrulla. El candidato del BNG a la Alcaldía, Xosé Manuel Carril, se entrevistó ayer con representantes de esta agrupación de inmigrantes y defendió la necesidad de elaborar un plan "global" para buscar alternativas que contenten no sólo a los afectados directos sino también al resto del sector comercial.

Los sin papales se han constituido en asociación. Nació tras la detención de un mantero acusado de agresión en la calle Real el pasado 7 de enero. "Nuestro compañero estaba corriendo para escapar, es imposible que pegase a nadie", argumentó uno de los representantes del colectivo. Ayer aprovecharon el encuentro con Carril para proponer soluciones provisionales a su problema.

La Asociación de Comerciantes Sin Papeles abogó por habilitar un lugar específico en la ciudad donde vender sus productos. Los inmigrantes se comprometieron a ofrecer a los viandantes productos legales -nada de vender marcas falsas-, que o bien comprarían en las tiendas del pequeño comercio de la ciudad o bien serían de fabricación propia, productos elaborados de manera artesanal.

Estas fórmulas de autoempleo ya se emplean en otras zonas de España, como Cataluña, según destacaron desde la formación nacionalista, que se comprometió a colaborar con la entidad para que los inmigrantes dejen de vender en el suelo de las calles.

El candidato del Bloque defendió que el resto de comerciantes no debe mirar hacia otro lado y sí colaborar para encontrar una salida al problema. "Es necesario buscar entre todos, incluidos los comerciantes, una solución global, en la que se tenga en cuenta además la necesidad de un plan integral de las administraciones local, gallega y estatal en defensa del pequeño y mediano comercio de A Coruña", apostilló Xosé Manuel Carril.

Según el BNG, pues el encuentro fue a puerta cerrada, la Asociación de Sin Papeles dejó claro que su intención no es competir con el resto de comerciantes, que no les gusta la venta ambulante y que si lo hacen es porque se trata de su única manera de supervivencia. Los nacionalistas destacaron que la situación que sufren estos inmigrantes se extiende a otros colectivos sociales que se encuentran en situación de pobreza "por culpa de la crisis".

El presidente de la asociación de comerciantes del centro, Antonio Amor, defendió la semana pasada que el objetivo es eliminar este tipo de venta ambulante y que el decomiso de sus productos tampoco es la forma adecuada para cambiar la situación. "Las redadas son desagradables para quienes las sufren y para quienes las presencian. Son la última solución", afirmó el portavoz de Área Obelisco, que se mostró dispuesto a colaborar con la Asociación de Sin Papeles.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web