Imprimir

Llanes rechaza unirse a Incatur a pesar del apoyo del resto de asociaciones turísticas

on . . Visitas: 291

elComercioDigital

La Asociación de Empresarios de la zona de los Picos de Europa, Incatur, lanzaba la propuesta hace dos días, y el resto de asociaciones turísticas consultadas ayer por EL COMERCIO recogían con optimismo el testigo. Todas ellas verían con buenos ojos la creación de una estructura común entre ellas para poder tener más peso en todos los ámbitos. Todas, salvo las de Llanes (Fomtur, Allares, la Estación Náutica y la Asociación de Turismo Rural Intercomarcal), que se reunieron ayer por la tarde para tratar la propuesta que a través de este diario realizaba el presidente de Incatur, Jaime García.

A última hora de la noche daban a conocer su postura común: se ponen a disposición tanto de las administraciones locales como la regional para sumar esfuerzos en el bien común «pero nunca nos prestaremos a colaborar en aventuras de carácter personal, para su lucimiento», replican al presidente de la asociación canguesa. Y cargan contra él. «Las cuatro Asociaciones empresariales del sector Turístico de Llanes abajo firmantes queremos mostrar nuestro mas enérgico desacuerdo con las declaraciones de carácter manipulador vertidas por el señor Jaime García, presidente de Incatur. En primer lugar no es cierto que se estuviera en conversaciones con Fomtur para unir a las distintas asociaciones del Oriente, pues nuestro sentir siempre ha sido el preservar las señas de identidad de cada colectivo ya que creemos que la suma de esa diversidad es nuestro gran atractivo turístico. Otra cosa muy distinta es que la promoción de nuestro territorio englobe a toda la comarca oriental de Asturias pero siempre refiriéndonos al destino y no al producto», aclaran.

«En segundo y último lugar», continúa el comunicado acordado tras el encuentro, «queremos recordarle al señor Jaime García, que precisamente ese desacuerdo en el modelo de promoción turística que quiso imponer él en la Fundación Turística del Oriente fue uno de los principales motivos por los cuales las cuatro Asociaciones Turísticas de Llanes abandonamos dicho organismo». Una postura que parece dar al traste con las pretensiones del presidente de la asociación canguesa, que aseguraba a través de este diario que dichas conversaciones estaban avanzadas estando José Manuel Blanco en la presidencia, pero que el fallecimiento de éste habían detenido el proceso.

Jaime García mantiene que una asociación fuerte tendría muchas ventajas. «Desde realizar una promoción conjunta hasta compartir una central de reservas que, por el volumen de la oferta, tendría mucha mayor presencia en internet y en las revistas del sector», explicaba ayer antes de conocer la contundente respuesta de las asociaciones llaniscas. También serviría una supuesta super-asociación turística del Oriente para tener más influencia en el terreno político y empresarial. No hay que olvidar que el sector turístico es en estos momentos el principal motor económico de la comarca, así como el mayor nicho de empleo. Una voz común, sea por el cauce que sea, permitiría al sector tener una representatividad mayor, optimizar recursos y apostar por una imagen de comarca, ofreciendo al turista una amplia oferta de alojamientos, ocio, restauración y actividades complementarias. «Es algo de lo que hablamos más veces. Yo particularmente estoy de acuerdo en una unión, sería bueno actuar como una comarca y promocionar aquello que tenemos en común. Los Picos de Europa y el Camino de Santiago son marcas conocidas a nivel global, y creo que son ésas las marcas que podríamos utilizar para una promoción común», comentaba Juan Luis Toribio, de la riosellana asociación Aritur. Cree que una federación «buscando la paridad en la representación, con una gerencia que la coordine y empezar a trabajar» sería una salida factible a medio plazo. «Primero hay que hablar entre todos y luego trasladarlo a cada una de las asambleas de las diferentes asociaciones».

Una idea que aplauden desde Cabrales y Piloña, pero que acogen con cierto escepticismo por varias razones. La primera de ellas, el marcado localismo de las asociaciones, que no quieren perder su independencia y que temen verse relegadas por intereses de los destinos turísticos más importantes. Y es que en el seno de las mismas no todos los miembros estarían de acuerdo en una unión con el resto de asociaciones de la comarca. A lo que ninguna de ellas parece renunciar es a potenciar el trabajo en común ni la promoción conjunta del Oriente. «Suena interesante, pero habría que ver si todos ofertamos lo mismo, y estudiarlo en el seno de la asociación. Desde luego parece más factible una federación de asociaciones que una única asociación, eso sería sorprendente», decía Gustavo Sánchez, de la piloñesa Aspitur.

¿La fórmula idónea? Según apuntan algunos empresarios la mejor quizás sea la de crear una federación de asociaciones, al igual que han hecho ya en la comarca las asociaciones vecinales. De esta forma se mantiene la independencia y cada asociación sigue funcionando por sí misma en defensa de sus intereses, pero se crea una vía mediante la que sería más fácil poner en marcha acciones comunes. Lo que casi ninguno ve factible es avanzar en este sentido bajo el paraguas de la Fundación de Turismo. «Que la Administración nos facilite las cosas y nos apoye económicamente está bien, pero no queremos perder la autonomía ni que nadie nos dirija en exceso las actuaciones. Me da un poco de miedo quedar en manos de otros», comentaba a título personal Carlos Moritán, presidente de la asociación cabraliega Ascatur. Cree que una federación «es una opción mucho más viable que una fusión, eso no lo veo nada claro. Lo que sí sería más fácil y positivo es el diálogo, la realización de acciones concretas entre todos», comentaba.

Sin embargo, la frontal oposición de las asociaciones llaniscas parece frenar de momento cualquier posibilidad de unión a corto plazo.

 

 


Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web