Imprimir

Blasco pasó 177.000 euros para Haití a la fundación que investiga el fiscal

on . . Visitas: 364

elpais

Las donaciones voluntarias de ciudadanos, instituciones y empresas para la ayuda humanitaria a Haití tras el terremoto que destruyó aquel país hace justo un año están en manos de la Fundación Hemisferio de la Comunidad Valenciana, que el fiscal anticorrupción investiga como supuesta pieza central de una trama de captación de subvenciones de la Generalitat en materia de cooperación. La diputada Mireia Mollà, de Compromís, dio a conocer ayer una modificación del presupuesto de la Consejería de Solidaridad y Ciudadanía, que dirige Rafael Blasco, aprobada el 27 de agosto de 2010 pero publicada en el Diari Oficial de la Comunidad Valenciana el pasado 5 de enero, en la que se decide entregar, como "subvención nominativa", los 177.779 euros recaudados en dos cuentas corrientes abiertas tras la catástrofe a la entonces denominada Fundación Solidaria Entre Pueblos (tuvo que cambiar de nombre hace unos meses por sentencia judicial).

La justificación del Consell para entregar el dinero procedente de la solidaridad ciudadana consiste en "la finalidad de financiar trabajos para la realización del programa de reconstrucción en Haití", una iniciativa acordada por el Comité Permanente de Acción Humanitaria y de Emergencia de la Comunidad Valenciana (CAHE) el 3 de febrero. Sin embargo, como recordó ayer Mireia Mollà, la actuación concreta en Haití surgió de la visita que representantes de la consejería de Blasco realizaron en agosto a Haití, en la que estuvieron acompañados, como representante de la fundación, por Joaquín Blasco, miembro de una de las empresas de la trama investigada por el fiscal porque facturó a algunas de las ONG implicadas. El departamento de Solidaridad y Ciudadanía concluyó que la ayuda valenciana a Haití se concretaría en la construcción de un hospital, con un presupuesto de 3,8 millones de euros, cuya gestión se encargó directamente a la mencionada fundación. Cuando el 3 de septiembre volvió a reunirse el CAHE, los responsables de la consejería de Blasco plantearon que el dinero de las donaciones ciudadanas fuese transferido a la entonces denominada Fundación Entre Pueblos, lo que suscitó reparos en el seno del Comité.

Al estallar el escándalo de las irregularidades en las subvenciones de cooperación, el consejero de Solidaridad y Ciudadanía anunció que la construcción del futuro hospital se otorgaría por concurso público, pero el dinero para los "trabajos previos", como ahora se ha comprobado, ya había sido transferido a las cuentas de la polémica fundación.

Dado que la Mesa de las Cortes fue una de las entidades donantes, ya que aportó 40.000 euros para la ayuda humanitaria en Haití, la diputada Mollà reclamó que se persone en la investigación de la fiscalía anticorrupción o que lo haga como acusación particular "cuando se abra el procedimiento judicial que Compromís no tiene duda alguna de que se abrirá". En caso contrario, el grupo parlamentario de Compromís presentará una proposición no de ley para que las Cortes se pronuncien formalmente sobre el asunto. "La Mesa de las Cortes no puede hacer de coartada ni de cómplice de las fechorías de los representantes del Gobierno Valenciano que mediante conductas corruptas están desviando el dinero de los valencianos para engrosar los bolsillos de sus amistades peligrosas", denunció la diputada, que acusó a Blasco de otorgar "a dedo" los 177.779 euros donados por los valencianos a una fundación "que tiene abierta una investigación por delitos económicos en la Fiscalía Anticorrupción". Mollà ha aportado una abundante documentación sobre la supuesta trama de fundaciones al fiscal especial que investiga el caso, Jesús Carrasco.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web