Imprimir

Próspero 2011

on . . Visitas: 273


Cerramos un año duro. Un año en el que hemos tenido que asimilar cambios económicos muy rápidos, la crudeza de una crisis financiera mundial y, también, la caída del sector de la construcción. Un año en el que muchísima gente ha perdido su trabajo, ya hay más de 177.000 murcianos en paro. Quiero mostrar mi solidaridad con tantas personas, con tantas familias que están sufriendo en primera persona esta crisis.

Empezamos 2010 con unos presupuestos regionales, según la Consejera de Economía, austeros y basados en la realidad, realizados para abordar la crisis económica. Prefiero pensar que han tenido que improvisar, como ellos suelen decir, antes de pensar que faltaron a la verdad. Ha llovido mucho desde entonces. Por el mes de septiembre ya no pudieron ocultar más a los murcianos los resultados del despilfarro y su mala gestión, se tuvieron que quitar la careta y, entonces, supimos que la Comunidad Autónoma tuvo que pegar el cerrojazo de las cuentas regionales. El agujero se hacía insostenible. Hace pocos días, exactamente en el mismo momento en el que se aprobaban en la Asamblea Regional los Presupuestos para 2011 (toda una falta de respeto), el Gobierno del PP anunciaba recortes por valor de 300 millones de euros. Cerramos el año con el mayor tijeretazo de la Región de Murcia.

Vimos con tristeza cómo las únicas comunidades autónomas que se alejaban de los objetivos de déficit eran Castilla-La Mancha y Murcia, algo crítico para la economía española en estos momentos. Estoy de acuerdo con la necesidad de recortes en la Región de Murcia, consecuencia de la mala gestión del Gobierno regional (en el resto de comunidades autónomas no está sucediendo lo que aquí). En lo que no puedo estar de acuerdo es en qué se recorta, ni en el cómo.

Este Gobierno regional no nos sirve si no sabe qué está sucediendo y es que estamos peor que hace 16 años. No vale si no sabe dar respuesta a los problemas propios que tenemos como región. La crisis económica regional está siendo tan grave que el barco hace aguas. La gestión regional ha sido tan desastrosa que no han sido capaces de dar respuesta a los trabajadores de Zincsa, han gastado el dinero de todos en avales para empresas como 'El Faro', para que todos sus trabajadores hayan acabado en el paro esperando cobrar las indemnizaciones y el desempleo. Podría seguir con su falta de responsabilidad con los trabajadores de Conservas Fernández, de Halcón Foods o Cofrusa. Problemas reales, regionales, en los que el Gobierno regional del PP ni está ni se le espera.

No es mucho mejor la situación de centenares de pequeñas y medianas empresas y autónomos de la Región que llevan demasiado tiempo sin cobrar los servicios prestados a la Comunidad Autónoma. O la de las asociaciones que trabajan con las personas sin recursos y los excluidos, las que hacen posible esas políticas sociales que no hace el Gobierno regional; asociaciones que, además de ver recortadas sus ayudas de 2011, no van a cobrar las que tenían comprometidas para este año. Muchas de ellas no van a poder continuar ejerciendo la gran labor social que han desarrollado durante los últimos años y muchos de sus trabajadores están ya en la calle.

Los socialistas hemos planteado propuestas de dónde recortar: por ejemplo, de los gastos en publicidad y propaganda que no han tocado, del gasto corriente, de los asesores (esos sobre los que Valcárcel no se aclara cuántos tiene), reduciendo entes públicos que son excesivos en nuestra región. En definitiva, hay muchas opciones antes que deteriorar la sanidad y la educación pública y a sus trabajadores, o dejar morir a las asociaciones y ONG.

Pero para mí lo más preocupante no es el presente, que es duro, sino el futuro. Lo que más me preocupa es la certeza de que este Gobierno regional ha perdido el norte y no tiene una alternativa para el futuro próximo. Y eso supone que no se está trabajando por que esta Región mañana tenga más oportunidades que hoy. Y yo estoy convencida de que se puede, de que la Región puede, y hay que empezar a hacer ese trabajo.

Seamos optimistas con el futuro, como dice Begoña García Retegui, nuestra candidata a la presidencia de la Comunidad Autónoma: por un año de sueños, por un año de empeños.

Os deseo feliz y próspero 2011.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web