Imprimir

Cura de solidaridad en Perú

on . . Visitas: 321


Era un sueño que tenía. Poder ayudar en algún momento a alguna ONG aportando algo de mí misma». Ésa era la ilusión que tenía María Virto, una najerina que ya bastante tenía con su trabajo cotidiano en un conocido concesionario de automóviles de la capital del Najerilla. Y, sin embargo, al regresar «me di cuenta de que lo que esa experiencia había aportado a mi vida era infinitamente más grande que todo lo que pude aportar durante el mes que permanecí en Perú».

Su viaje tuvo una génesis un tanto rocambolesca. «Estaba un día en el 'San Andrés' hablando con una amiga y le comenté la ilusión que me hacía colaborar con una asociación. Ella me aconsejó que me pusiera en contacto con la Coordinadora de ONG y me enviaron a Kaipacha Inti».

De esa forma comenzó su aventura. En agosto, mientras muchas personas se afanaban en tomar el sol en la playa, María Virto volaba hasta Huancayo, en Perú, a la capital del departamento de Junin, una zona muy deprimida, donde aportó su grano de arena y cumplió su sueño.

Allí no tuvo mucho tiempo para hacer turismo. Según cuenta, «por las mañanas estábamos en un asilo de ancianos, donde hacíamos la limpieza o realizábamos las curas a los mayores. También teníamos tiempo para ir formando a otras personas en esas tareas, para que pudieran asumir ese trabajo cuando nos fuéramos». Y no era la única actividad. «Después de comer, por la tarde, acudíamos a un colegio y con los niños preparamos dos obras de teatro».

Ése era el viaje que quería hacer y así lo hizo. Su estancia se ciñó a Huancayo, aunque hizo alguna pequeña escapada para conocer zonas cercanas, junto con las otras doce personas que acudieron desde La Rioja formando un grupo.

Allí permanecieron los treinta días en mejores condiciones de vida que las que tenían los peruanos del lugar. Al menos se pudieron alojar en habitaciones que habían preparado en la ONG Kaipacha Inti y dispusieron de aseos y comidas.

¿Volver? «Quería hacer ese viaje en algún momento de mi vida y ya lo hice. Ahora toca volcarse en el trabajo».

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web