Imprimir

Crisis, también en Navidad

on . . Visitas: 368


Cipriano González nunca dejará de agradecer a todas las instituciones, empresas y particulares su solidaridad. Porque todos sus productos -alimentos, ropa y juguetes- traspasan las paredes del pequeño local de la ONG ‘Socorro de los Pobres’ para llegar a todas esas personas desfavorecidas. Su reparto navideño ya es toda una tradición cuando se acercan estas fechas aunque a Cipriano no le gusta que esta iniciativa se asocie únicamente a estas fiestas. Y es que, las necesidades no entienden de calendario, llegan cuando uno menos lo espera.


Hasta la Puerta del Cambrón llegaba a primera hora de la tarde de ayer la fila de personas que acudieron a su llamamiento. La crisis y los problemas con los que se encuentran muchos inmigrantes al salir de su país se esconden detrás de todas estas personas. El importante aumento del desempleo en los últimos años ha cambiado el perfil del ciudadano que responde a este servicio. «Hay familias formadas por seis miembros y ninguno de ellos trabaja. Ahora mismo hay recursos, pero no se administran bien». A su juicio, este acto solidario «evita que tengan que delinquir para dar de comer a sus hijos».
La actividad fue incesante en una fría tarde para la que el ‘Socorro de los Pobres’ tenía preparadas hasta 3.000 bolsas de comida con ocho kilos cada una. Alrededor de cien personas colaboran con esta ONG con el fin de que a nadie le falte lo más básico. A lo largo de la jornada de ayer, pasaron por allí -en el entorno del Puente de San Martín- unas 1.000 personas. Lo hicieron hasta última hora de la tarde a pesar de las bajas temperaturas, en un espacio que estuvo controlado por la Policía Local para evitar cualquier incidente en el tráfico de la vía.
A Cripiano todos le conocen, le saludan cariñosamente puesto que su acción solidaria en la ciudad de Toledo nació hace más de cincuenta años. «Me metieron a fraile para que pudiera comer. Haz caridad y no te preocupes de lo demás», responde cuando se le pregunta el por qué de este gesto. A pesar de que su niñez no fue fácil, recuerda esta etapa de su vida con «felicidad» pues es cuando empezó «a luchar contra la pobreza».
El responsable de esta ONG cuenta con un gran número de colaboradores institucionales, como la Fundación Caja Castilla-La Mancha, y particulares entre los que se encuentra Dionisia. «Ayudar a Cipriano y a toda esta gente es muy grande. Merece la pena ponerse detrás de esta mesa y conocer de cerca lo que ocurre en el otro extremo».

juguetes. Los Reyes Magos también llegarán de la mano del ‘Socorro de los Pobres’ pues para el próximo 4 de enero se prevé un reparto de juguetes entre los más pequeños.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web