Imprimir

Pekín impide a familiares del Nobel Liu Xiaobo visitarlo en la prisión

on . . Visitas: 375

ima3-17


Las autoridades chinas impiden a los familiares de Liu Xiaobo, premio Nobel de la Paz 2010, que lo visiten en la cárcel y mantienen incomunicada a su esposa en su apartamento de Pekín, informó hoy la ONG Centro de Información de los Derechos Humanos.

El centro, gestionado por un veterano de las protestas de estudiantes de Tiananmen (1989) en las que Liu Xiaobo inició su disidencia y que se mantiene en contacto con los familiares de éste, señaló que la prisión en la que cumple condena no permite las visitas a las que tiene derecho su familia.

El hermano mayor del nobel, Liu Xiaoguang, señaló a la ONG de que la cárcel le ha avisado de que este mes no podrán visitar al recluso, que cumple once años de condena desde diciembre de 2009 por "subversión contra el poder del Estado" por redactar un manifiesto político pidiendo reformas democráticas en China.

Liu Xiaobo está recluido en la cárcel de Jinzhou, en la provincia nororiental china de Liaoning, desde que este año fuera trasladado allí desde el centro en el que cumplía condena en Pekín.

Liu Xiaoguang añadió que desde la ceremonia de entrega del nobel, el pasado 10 de diciembre, hasta hoy, el teléfono de su casa, en Dalian (Liaoning) fue cortado por las autoridades.

Esta fuente agregó que desde que el 8 de octubre se supo que el inteletual, a punto de cumplir 55 años, era el beneficiario del premio, sus familiares han dejado de recibir las cartas que éste les envía desde la cárcel.

Los hermanos del nobel sospechan que las misivas están siendo confiscadas por los funcionarios de la prisión.

Por su parte, la esposa del nobel, la poetisa y fotógrafa Liu Xia, sigue retenida e incomunicada en el apartamento que el matrimonio tiene en Pekín, situación que sufre desde el 8 de octubre aunque no haya una orden de vigilancia contra ella, informó su padre a la ONG.

Liu Xia sigue bajo vigilancia y no se le permite utilizar el teléfono ni otras comunicaciones. Tampoco puede salir de casa. Algunas personas le están ayudando a comprar comida.

Los dos hermanos del nobel, Xiaoguang y Xiaoxuan (el hermano menor), no han podido visitarle en los últimos cinco meses, a pesar de que los presos tienen derecho a estas visitas una vez al mes.

Además de los familiares, cerca de 200 disidentes e intelectuales cercanos a la familia de Liu han sufrido detenciones domiciliarias, acosos y desapariciones en los últimos dos meses.

La ceremonia de entrega del Nobel de la Paz se festejó el viernes pasado con la entrega del premio que quedó depositado en una silla vacía en honor de Liu, ya que el gobierno no permitió ni que éste ni ninguno de sus allegados pudiera viajar a Noruega para recogerlo.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web