Imprimir

Finaliza la Semana de la cooperación con una mesa redonda sobre el Sáhara

on . . Visitas: 397


Concluye hoy la Semana de la cooperación con una mesa redonda que se llevará a cabo a partir de las 19.00 en el centro de interpretación Algorri. En ella tomarán parte dos saharauis recién llegados de la ciudad de El Aaiún, donde a comienzos del mes de noviembre se vivieron graves disturbios después de que las fuerzas marroquíes arrasaran con el campamento de protesta 'Gdeim Izik', alzado a varios kilómetros de la ciudad y en el que 20.000 saharauis reivindicaban una mejora de sus condiciones sociales y económicas.

También tomarán parte en la mesa redonda el periodista del Berria José Mari Pastor, quien hace cinco años pudo entrar en El Aaiún para contar la situación en la que vive el pueblo saharaui; y los miembros de la asociación local Darahli, que acaban de pasar una semana en los campamentos de refugiados en Tindouf (Argelia). Estos últimos darán a conocer el ambiente que se respira en los campamentos tras los últimos conflictos vividos en su tierra ocupada.

Con esta tertulia finalizará la Semana de la cooperación que cada año por estas fechas organiza el departamento de servicios sociales del Ayuntamiento de Zumaia, y en la que se dan a conocer los proyectos del ámbito de la cooperación impulsados por particulares o grupos locales que ayuda económicamente el consistorio.

Experiencias en Argelia

La iniciativa de este año ha consistido en un ciclo de cine social, impulsado por la ONG Mugarik Gabe, y una exposición que se ha realizado en los comercios adheridos a la Asociación de comerciantes y hosteleros de Zumaia. Hubo además la oportunidad de conocer la experiencia vivida por el Padre Blanco zumaiarra Miguel Mari Larburu durante las cuatro décadas que ha trabajado y vivido en distintas zonas de Argelia, en una conferencia que ofreció en el centro Algorri.

Larburu entró en el Seminario de Donostia a mediados de la década de 1950 para prepararse al sacerdocio, y aunque su primera vocación consciente fue la del Apostolado del mar, para acompañar a los bacaladeros en Terranova, finalizó como Padre Blanco en el desierto del Sahara.

Allí tuvo la oportunidad de vivir la transformación de Argelia: la reconstrucción del país una vez lograda la independencia de Francia, los movimientos tercermundistas, los años de la decepción y la década de los 90, caracterizada por el terrorismo islamista, que su orden sufrió en primera persona.

Después de su llegada al estado norteafricano, Larburu estuvo inmerso en la creación de centros escolares de formación profesional de los jóvenes del Sahara (estos centros pasaron a manos estatales en 1976). Estos últimos años se embarcó en otro proyecto: nutrir las bibliotecas de las ciudades de Ouargla y Ghardaia.

«Entre estudiantes de primer y segundo ciclo, universitarios, profesores y post-universitarios atendemos a un volumen de 350 personas inscritas anualmente. Nos limitamos a las clases de lenguas y a un seguimiento de sus tesinas, amén del movimiento de una biblioteca de unos 8.000 volúmenes en Ouargla y 15.000 en Ghardaia, con una parte especializada en historia, geología, manuscritos, particularmente referentes al Sáhara, y otras lenguas modernas».

Problemas de salud le obligaron hará un par de años a abandonar Argelia. Aún así, no tiene el propósito de abandonas el mundo del voluntariado y, tal como afirmó en la conferencia, maneja otras opciones, como es el de trabajar con los inmigrantes que acuden a Europa.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web