Imprimir

La OEA analiza las políticas contra la corrupción en Latinoamérica

on . . Visitas: 351


Representantes de los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) analizan desde hoy en Brasilia las políticas que se aplican en Latinoamérica contra la corrupción, un mal que según el propio organismo «socava» las bases de la democracia en la región.

En la Tercera Reunión de la Conferencia de los Estados Parte del Mecanismo de Seguimiento de la Implementación de la Convención Interamericana contra la Corrupción (Mesicic), que finaliza mañana, participarán procuradores de justicia de los países miembros de la OEA.

La organización anunció la presencia en la reunión de su secretario general, José Miguel Insulza, y del jefe de Estado brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, quien según dijeron fuentes oficiales probablemente no asistirá por problemas de agenda. La preocupación del organismo con las irregularidades y el delito en la gestión pública fue plasmada en la anterior Convención, la cual dice en su primer párrafo que «la corrupción socava la legitimidad de las instituciones públicas, atenta contra la sociedad, el orden moral y la justicia, así como contra el desarrollo integral de los pueblos».

Además de promover los principios de la Convención, el Mesicic se propone servir como herramienta para la cooperación técnica, el intercambio de información y experiencias y la armonización de las legislaciones entre los Estados miembros de la OEA.

La corrupción, que de acuerdo a informes de diferentes organismos multilaterales causa cada año perjuicios calculados entre 20.000 y 40.000 millones de dólares en el mundo, es un fenómeno generalizado en Latinoamérica, según el Barómetro que elabora anualmente la organización no gubernamental Transparencia Internacional (TI).

El último informe de TI, divulgado en octubre pasado en Berlín, dice que los países latinoamericanos con mejores índices en el combate a la corrupción son Chile, Uruguay y Costa Rica y que en el otro extremo se sitúan Nicaragua, Honduras, Paraguay y Venezuela.

Las reuniones del Mesicic en Brasilia serán a puerta cerrada y la prensa sólo tendrá acceso a las ceremonias de inauguración y clausura.

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web