Imprimir

Eslovaquia condenada por no defender a una mujer de su marido violento

on . . Visitas: 358

 


El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó hoy a Eslovaquia por no haber defendido a una mujer víctima de la violencia de su marido, quien no fue obligado a recibir tratamiento psiquiátrico, pese a haberse ordenado su internamiento.

El tribunal, que impuso una indemnización de 4.000 euros para la mujer, Marta Hajduová, además de 1.000 euros en concepto de costas judiciales, subrayó que los Estados tienen obligación de proteger a las personas de los atentados de terceros a su integridad psíquica y física, en particular cuando se trata de personas vulnerables víctimas de la violencia familiar.

En este caso, la justicia eslovaca no ordenó que el marido siguiera un tratamiento en el hospital al que fue transferido tras ser condenado, lo que condujo a su liberación por error y a nuevas amenazas contra su esposa.

Aunque esas amenazas no se tradujeron en actos de violencia concretos, "el temor" de la mujer estaba justificado, "teniendo en cuenta el pasado de comportamiento violento" del hombre, concluyeron los jueces europeos.

Por eso, consideraron que Eslovaquia infringió el artículo del Convenio Europeo de Derechos Humanos que garantiza el respeto a la vida privada y familiar.

El caso arrancó en agosto de 2001, cuando Hajduová se fue con sus hijos de casa para refugiarse en un albergue de una organización no gubernamental de Kosice (suroeste de Eslovaquia), tras haber sido agredida verbal y físicamente por su marido en público, que la amenazó de muerte.

Esos hechos llevaron a una nueva condena del marido, que ya había recibido cuatro penas previas por no respetar decisiones judiciales o administrativas, pero el tribunal optó por no dictar una condena de prisión, a la vista de las recomendaciones de los expertos.

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web