Imprimir

Ropa vieja contra el SIDA

on . . Visitas: 303


Los traperos, una figura casi extinguida en la actualidad, se dedicaban a recoger ropa usada para traficar con ella. Una fórmula parecida es la que utlizan en la Fundación Humana Pueblo para Pueblo: recoger ropa que sirve para financiar sus proyectos de cooperación internacional. Durante el pasado año, consiguieron hacerse con 816 toneladas a través de la red de 132 contenedores con la que cuentan en Asturias, según señalaron durante la presentación del balance de actividad que desarrollaron ayer en el Ayuntamiento de Castrillón.

Entre lo que obtuvieron de la ropa, y las ayudas gubernamentales con las que cuentan, han puesto en marcha un proyecto en Mozambique que ha servido para «mejorar la calidad de vida de veinte mujeres afectadas por el SIDA». Un grupo de mujeres que, según explicó Marta Mansilla, técnica de la fundación, se ha convertido en «activistas de la salud. Más de 3.500 personas han recibido información a través de ellas sobre cómo prevenir el SIDA y también acerca de los tratamientos existentes», afirmó.

Castrillón no sólo se implica en la actividad de esta fundación a través de los contenedores. El Ayuntamiento ha destinado 4.300 euros al desarrollo de este proyecto. «Estoy convencido que proyectos como este son de gran impacto para la mejora de las condiciones de vida en los países empobrecidos. Muchas veces, la falta de información genera problemas que, con una pequeña inversión en sensibilización, podrían evitarse, como en la trasmisión del SIDA», señaló el concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Castrillón, José Luis Garrido.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web