Imprimir

El Cuerpo para la solidaridad

on . . Visitas: 401


El Cuerpo de Bomberos de Segovia al completo se movilizó en la tarde de ayer. Todos los agentes se pusieron el traje de faena, aunque el motivo de tanto despliegue fue más lúdico y amable que los dramas con los que suelen convivir cada día. Esta vez las sirenas no sonaron por la alarma de las fuertes rachas de viento que, por cierto, arreciaron con violencia durante toda la jornada, ni por un desgraciado accidente de tráfico, ni siquiera para apagar un fuego.

A pesar de ello, los 44 efectivos que componen el parque de la capital se emplearon también a fondo, y de corazón, como modelos en una sesión de fotos muy especial. El escenario fueron las vetustas instalaciones de la avenida de Padre Claret, a punto de convertirse en historia cuando se abran las modernas dependencias del barrio de Nueva Segovia. Las decenas de retratos que capturaron ayer los objetivos de las cámaras de Pablo Cantalejo, María de la Puente y Nacho Yagüe bien podrían llenar todo un álbum para el recuerdo, pero se usarán para otra razón mucho más benéfica que melancólica. En vísperas de las fechas navideñas se impone la bondad a la añoranza.

Los bomberos segovianos han decidido exhibir sus destrezas (y sus cuerpos) en un calendario del 2011 por la buena causa de recaudar fondos para dos de las organizaciones que llevan a cabo su tarea solidaria en la provincia: la Asociación Provincial de Padres y Protectores de Deficientes Físicos, Intelectuales y Mentales (Apadefim) y la ONG Amref-Flying Doctors.

Protagonismo compartido

De esa primera sesión los fotógrafos seleccionarán seis imágenes, que ilustrarán otros tantos meses del nuevo año. El protagonismo de estas instantáneas es compartido por los propios bomberos y un grupo de chicos de Apadefim, que ayer acudieron al parque de la avenida Padre Claret. Las fotografías se tomaron durante una serie de simulacros en los que los agentes demostraron sus habilidades en un rescate, un incendio, una inundación o en la excarcelación de un herido en un supuesto accidente de tráfico.

Los chicos de la asociación de discapacitados psíquicos se involucraron de lleno en la actividad, algunos como espectadores, otros como voluntarios en las prácticas y todos sintiéndose bomberos por un día. Enfundados en el traje y con el casco puesto, se movieron como peces en el agua entre los camiones, apagando fuegos simulados, manejando las mangueras o jugando con la espuma. Disfrutaron de lo lindo con la exhibición y vitorearon y piropearon a sus anfitriones.

Semestre picante

Los otros seis meses del calendario del año 2011 tendrán un toque más 'sexy'. La pimienta la pondrán media docena de bomberos del Cuerpo segoviano que exhibirán sus torsos en otra sesión «más comercial», como lo ha definido uno de los agentes que actuarán de modelos. Jorge Guerra recalca que la iniciativa «es una manera más de identificarse con la gente de Segovia». El calendario benéfico se comercializará en las librerías de la ciudad en los primeros días de diciembre y su precio será de 5 euros.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web