Imprimir

Los gastos de Cáritas en Vila-real ya equivalen al doble de sus ingresos

on . . Visitas: 410


La crisis es un lastre para la mayoría de las ONG ya que ha hecho que se produzcan dos situaciones contradictorias: por un lado, han aumentado los gastos por la gran cantidad de gente que recurre a las ayudas y, por otra parte, los ingresos han caído porque hay menos gente dispuesta (o con posibilidades) de aportar dinero.

Este es el ejemplo de Cáritas de Vila-real. Según los datos hechos públicos ayer por la ONG local, el último trimestre del año ha sido más que complicado: mientras que los gastos han supuesto 14.390 euros, los ingresos han significado apenas 8.000 euros.

En el capítulo de ingresos, la ONG contó con la colaboración bancaria, una subvención de 1.437 euros y la aportación del ropero, es decir, de la venta de ropa, que ha alcanzado los 1.255 euros. Otra de las partes fundamentales han sido las colectas de las iglesias. En primer lugar, desde la Arciprestal San Jaime se ha logrado reunir 600 euros. En el caso de Santa Sofía la aportación ha sido de 2.220 euros y, por último, en los Santos Evangelistas se recaudaron 510 euros en los meses de julio a septiembre.

Al mismo tiempo, a través de varias donanciones anónimas se han alcanzado los 1.945 euros.

En la misma información sobre la situación económica de la ONG, se habla de la necesidad de ayudar al prójimo ya que la crisis ha destruido parte de la sociedad del bienestar. De hecho, en la reflexión de Cáritas se explica que «aquellos tiempos (en relación al 'boom' económico) quizá sólo se construyeron como castillos en el aire basados en burbujas económicas que al primer embate de viento contrario no soportaron el peso porque faltaron valores humanos».

En cuanto a los gastos que ha tenido la organización de Vila-real, cabe destacar que el grueso del dinero ha ido a parar a aportar dinero y comida a los que lo han necesitado. Por ejemplo, en comida Cáritas gastó 9.792 euros en esos tres meses, lo que implica que cada día invierte más de cien euros en dar alimentos a aquellos que lo necesitan.

En pañales para bebés ha gastado 855 euros, en leche infantil 501 euros, en medicinas 22 euros y en billetes de viajes un total de 120.

Por otro lado, los gastos para que la ONG pueda estar abierta han supuesto más de 3.000 euros. Entre otras obligaciones, la organización debe hacer frente a la luz, el agua, el teléfono, la limpieza, así como el material de oficina o el carburante del vehículo que tienen.

No obstante, desde la ONG se solicitan aportaciones para poder corregir este tipo de desequilibrios. Al mismo tiempo, Cáritas Vila-real ha puesto en marcha junto a la diócesis de Segorbe-Castellón unos cursos para voluntarios. Las jornadas serán los días 20 y 27 en la sede municipal de la calle Calvari.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web