Imprimir

La ONG marroquí que reivindica Ceuta y Melilla se queda sin subvención estata

on . . Visitas: 420


El Gobierno ha denegado finalmente a la ONG marroquí Centro para la Memoria Común y el Porvenir la subvención que solicitó para localizar fosas comunes de soldados marroquíes que lucharon en el bando franquista en la Guerra Civil española. Se trata de una asociación que reclama la soberanía marroquí sobre Ceuta y Melilla.

Las fuentes han precisado que la subvención no se ha concedido porque esta ONG no ha remitido el certificado de residencia fiscal que se le solicitó y ese documento es importante para controlar el destino de los fondos entregados. Esta asociación solicitó 60.000 euros, en virtud de la Ley de Memoria Histórica, aunque el Gobierno hizo una "propuesta provisional" de concesión de 56.700 euros para localizar un total de nueve fosas, todas ellas situadas en territorio de la Península.

Después de la adjudicación provisional, el Ejecutivo solicitó la documentación pendiente y, al no haberla recibido, no ha concedido la subvención. Lo mismo ha sucedido en otros cinco proyectos, todos ellos españoles, que se han quedado finalmente sin fondos por cuestiones formales.

De este modo, ha sido un asunto burocrático lo que ha privado de fondos al Centro para la Memoria Común y el Porvenir y no el hecho de que entre sus objetivos, aparte de reivindicar la memoria de los marroquíes que combatieron en la Guerra Civil, está la reivindicación de Ceuta y Melilla. La ONG no lo precisó cuando pidió la subvención y sus estatutos, publicados en Internet, no dicen nada al respecto. No obstante, sí hay alusiones al "futuro" de estas dos ciudades en algunos de sus comunicados públicos.

Cartas a Zapatero y Garzón

La ONG Centro para la Memoria Común y el Porvenir organizó el pasado 25 de septiembre un seminario sobre Ceuta, Melilla y las islas españolas. En un comunicado reciente, el Centro ha insistido en que "poner sobre la mesa la cuestión de Ceuta y Melilla es parte de la justicia transicional entre los pueblos para construir un futuro común".

A finales de 2008, el presidente del centro, Abdesslam Bouteyeb, escribió al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y al entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que se propuso hacer un censo de víctimas del franquismo, para reivindicar la memoria de 130.000 marroquíes "obligados" a combatir contra la República. No se trata sólo de investigar sus desapariciones, decía, sino de "sanear la imagen del 'moro'" en el imaginario popular español.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web