Imprimir

Drástico recorte en ayudas sociales y medicinas

on . . Visitas: 425


Los recortes de la Sanidad canaria en 2011 se centrarán en las ayudas, prestaciones y subvenciones que concede a organizaciones no gubernamentales, corporaciones locales, asociaciones y colectivos para la prestación de servicios sanitarios, atención a patologías y drogodependencias, medicinas y programas sociosanitarios. De hecho, la mayor caída que experimenta el presupuesto del Servicio Canario de Salud el próximo año es en el capítulo de las transferencias corrientes, con un descenso de 223 millones de euros, mientras que las inversiones sanitarias permanecen en niveles similares a los de este año. El capítulo de personal se reduce en 26 millones de euros y el de gastos corrientes en 62 millones.

El ex consejero de Economía y Hacienda, José Manuel Soria, ya lo había advertido cuando se estaba elaborando el presupuesto: la Comunidad Autónoma iba a reducir drásticamente las subvenciones y ayudas en 2011. De esta forma, el amplio abanico de ayudas y prestaciones que se otorgan por parte de Sanidad sufrirá una importante reducción, mientras que hay programas sociosanitarios y de ayuda a la discapacidad que quedan eliminados del presupuesto.


La Cruz Roja, el programa de atención a la anorexia y la bulimia, la Asociación Española contra el Cáncer, la Asociación Corazón y Vida, los programas de Educación para la Salud de Radio Ecca, las asociaciones de diabéticos o Amigos contra el Sida son algunos de los colectivos que verán reducidas las ayudas que reciben de la Administración autonómica para el desarrollo de sus acciones. Tampoco se salvan de la tijera presupuestaria las subvenciones que se dan a las empresas de transporte sanitario. En su conjunto, las transferencias a estos colectivos y asociaciones baja unos 20 millones de euros.


Este descenso también se debe a que el Ejecutivo elimina todos los planes de infraestructuras sociosanitarias que se recogían en los presupuestos de este año con fondos destinados a Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote. También quedan fuera de los recursos públicos los distintos programas de atención a la discapacidad que se otorgaban también por islas y que suponían un montante superior a los 4 millones de euros.


Tampoco se escapan de los rigores del ajuste presupuestario las ayudas para el traslado de fallecidos a la isla de procedencia, las prestaciones para desplazamiento de enfermos y sus familiares o el apoyo público para la compra de vehículos para discapacitados físicos.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web