Imprimir

El mundo en un 'clic'

on . . Visitas: 393


Más de 500 participantes llegados de toda España y del extranjero están participando en Mazarrón en el mayor encuentro de profesionales y aficionados a la fotografía de nuestro país, encuentro que fue inaugurado ayer por la directora general de Turismo, Marina García, y el alcalde de Mazarrón, Francisco Blaya.

Lo que comenzó como un encuentro de amigos fotógrafos hace cinco años se ha convertido en uno de los congresos más interesantes de la Región y un valor añadido para hosteleros y hoteleros de la zona.

El 'padre' de la criatura, el técnico municipal de Cultura, Juan Calventus, afirma que Fotogenio no tiene formula mágica para ser como es; simplemente buenos conferenciantes, buenas instalaciones y el atractivo de los paisajes del municipio hacen todo lo demás. «Tenemos los mejores conferenciantes. Entre ellos, el foto periodista Walter Astrada. Esto da idea de la repercusión que puede tener esta cita», indica.

Walter Astrada ha sido en tres ocasiones -2007, 2009 y 2010- premio World Press Photo (un premio similar a los Oscar, pero en fotografía), por lo que se sitúa en uno de los mejores fotógrafos del mundo. Walter Astrada afirma que, como contador de historias, la fotografía es tan importante como el texto del periodista: «A veces, una fotografía con un pequeño texto lo dice todo, otras veces hay que explicarlo mejor. Pero el buen fotógrafo de prensa debe expresarlo todo en una imagen».

En cuanto a los profesionales y aficionados que han llegado este año a Mazarrón, todos acuden por la importancia que tienen estas jornadas.

Dos jóvenes profesionales de Zaragoza afirman que sirve para renovarse y contrastar nuevas experiencias con colegas de profesión: «Además, mientras nosotros nos empapamos de tecnología, nuestras parejas disfrutan de unos días de ocio en la zona, unas vacaciones que de otra forma no podríamos haber cogido».

Impacto

Entre los seminarios de hoy -una apretada y muy interesante agenda- destaca el que ofrecerá el puertorriqueño Ramfis Campiz. Tremendo y bello. La fotografía como memoria real y cruel. Ramfis retrata niños que van a morir como un regalo para sus padres. En los últimos cuatro años, él y su esposa, Donna Campiz, han desarrollado con gran esfuerzo una labor social en la captura de momentos que de otro modo se perderían para siempre. Ramfis propone con su conferencia un poco de humanidad. «Ha quedado demostrado por la comunidad científica de todo el mundo que el apoyo psicológico aportado a las familias por medio de este tipo de fotografía tiene un valor incalculable», explica.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web