Imprimir

«Llegan con poca motivación para cambiar»

on . . Visitas: 354


Miles de veces hemos escuchado que, antes que nada, lo más importante para curarse son las ganas que uno le ponga. «Pues aquí, como trabajamos con adolescentes, ya sabemos que van a llegar con poca motivación, por lo que nos vamos a encontrar con muchas resistencias», explica M.ª Carmen Agustí, educadora social de Proyecto Hombre en Valencia.

Desde hace un par de años, la ONG dedicada al tratamiento y prevención de las toxicomanías está recibiendo peticiones para tratar adicciones al móvil en adolescentes. «A lo mejor la demanda inicial no es por esa causa, pero los chavales traen consigo un fardo de conflictos en las relaciones familiares, consumo de cannabis, fracaso escolar... y al trabajar todos esos aspectos lo que sale es que detrás de esos comportamientos hay una necesidad de aislarse de una realidad que no les hace sentir bien».

En el tratamiento se trabaja siempre con las familias, porque se trata de menores, pero también porque los padres tienen que efectuar muchos cambios en ellos mismos. «Deben comenzar a imponer un montón de normas, impartir contención, pactar, negociar... y eso hay familias que todavía no lo saben manejar».

En el caso de los chicos suelen asistir una vez por semana y en las sesiones se refuerza la parte educativa, «también trabajamos muchísimo la autoestima, las habilidades sociales y las relaciones familiares y personales. Es necesario que se trabaje todo lo que hay alrededor porque el abuso al móvil es sólo un síntoma de algo mucho más profundo», destaca Agustí.

La duración del tratamiento depende de cada caso. «Entre cuatro y seis meses pueden verse resultados, sobre todo si hay respuesta de las familias y cooperación de los chavales. Se extingue la conducta de abuso y se empieza a normalizar». Pero lo más habitual es entre 6 y 10 meses.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web