Imprimir

'Ser embajador para la justicia mundial de la ONU es mi papel más complicado'

on . . Visitas: 612

ima1


El actor Nicolas Cage hizo un alegato en las Naciones Unidas para cooperar en la lucha contra el crimen organizado, pero sin que ese combate vulnere los derechos humanos ni olvide a las víctimas de los grupos mafiosos.

Cage, ganador de un Oscar, es embajador de buena voluntad de la ONU para la justicia mundial, y participó en Viena en una conferencia sobre los 10 años de la Convención de Palermo, el mayor instrumento legal internacional contra el crimen organizado.

"En mi carrera he hecho muchos papeles: héroes y villanos, amantes y perdedores, y sí, criminales y luchadores contra el crimen. Pero ser embajador de buena voluntad para la justicia mundial es mi papel más complicado y significativo", afirmó el actor ante varias decenas de diplomáticos.

Petición de una unión internacional

El actor insistió en que el crimen organizado sólo puede ser combatido por un frente internacional común, ya que las redes ilegales son demasiados poderosas para cualquier Estado en solitario.

También tuvo palabras para que se distinga a los criminales de quienes se ven impulsados a delinquir por simple necesidad o engañados.

"A veces la gente más inocente, aquella que carece de malicia y cinismo, es la descarriada por depredadores que los utilizan para ganar dinero. Si un niño es obligado a ser soldado, 'mula' o a prostituirse. ¿Es ese niño un criminal o una víctima?", preguntó el actor a los diplomáticos presentes.

Embajador de buena voluntad

Cage, que viajó como embajador de buena voluntad a África, a Uganda y Kenia, y se ha reunido con víctimas del crimen organizado, definió este mal como "una infección mortal" que se expande con rapidez por todo el mundo.

En esos viajes entendió "quiénes son los héroes verdaderos del mundo. He visto a espíritus valientes trabajando en primera línea, trabajando en circunstancias difíciles y con recursos muy limitados, para ayudar a las víctimas del crimen organizado", subrayó.

Después de su intervención, Cage inauguró en la ONU una muestra fotográfica sobre la trata de personas, el tercer delito más lucrativo después del narcotráfico y el comercio ilegal de armas.

Según diversas ONG, hasta 2,5 millones de personas caen cada año en todo el mundo en esta nueva forma de esclavitud, cuyas víctimas son en su mayoría mujeres y niñas explotadas sexualmente.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web