Imprimir

Una de cada cuatro consultas es por trastornos mentales

on . . Visitas: 392


Una de cada cuatro consultas atendidas en los centros de salud del Principado son por trastornos mentales. Los médicos de Primaria ven cada vez más cuadros de ansiedad y depresión entre los pacientes que les llegan a diario. Así lo advirtió ayer la jefa de la Unidad de Coordinación de Salud Mental, Beatriz Camporro, quien aseguró que un índice de un 26% de trastornos mentales en las consultas de Primaria «es un indicador muy elevado». En Asturias se estima que 91.000 personas sufren problemas psiquiátricos. De ellas, 24.000 están afectadas por dolencias severas. Además, los tratamientos para enfermedades entendidas como 'comunes', como son la ansiedad o la depresión, se prolongan de 3 a 4 años, plazo que los expertos estiman «excesivo» y que recomiendan reducir.

Entre los afectados por dolencias mentales no sólo hay adultos, sobre todo, mujeres, sino también jóvenes y niños. «La población joven está mostrando tasas de prevalencia algo mayores», abundó Camporro.

Los datos fueron expuestos durante la inauguración de las XIX Jornadas de Salud Mental con la que Asturias se sumaba a los actos del día mundial de la enfermedad psiquiátrica que mañana se conmemora. El encuentro se centró en un aspecto: 'la necesidad de cuidados continuos e integrales' de los afectados. Ramón Quirós habló de «huir de los estereotipos trasnochados» que culpabilizan al enfermo psiquiátrico y que lo visualizan como una persona agresiva. El consejero de Salud puso cifras al problema e indicó que «91.000 personas sufren en Asturias algún tipo de trastorno mental». De ellas, 24.000 están afectadas por dolencias «importantes y severas».

Asimismo, explicó que estos casos generan mucha dependencia e intensidad de cuidados, sobre todo en situaciones de brotes, y que en ellos las familias, a su juicio, juegan un papel muy importante. En este sentido, Quirós resaltó que la integración de estas personas en la vida social supone un «desafío muy grande». Por ello, valoró la importancia de promover su integración laboral, algo que «no siempre es fácil».

Por su parte, la responsable de Salud Mental en Asturias indicó que la red de atención psiquiátrica atendió durante el pasado año a 51.000 personas. El 65% de esos pacientes acuden por dolencias psiquiátricas comunes (ansiedad y depresión, fundamentalmente). Otros 10.000 afectados se engloban entre los casos de psicosis, esquizofrenia y trastorno bipolar.

Terapias con perros

En las jornadas celebradas ayer en Oviedo, personal de Salud Mental de las ocho áreas sanitarias presentó diferentes experiencias llevadas a cabo con enfermos psiquiátricos. Entre los proyectos más novedosos destaca el desarrollado en Oviedo, donde se emplean perros como parte de la terapia a pacientes con trastornos mentales. El psiquiatra Luis Bastida y Henar Ortiz, de la ONG 'masquechuchos', fueron los encargados de desgranar esta actividad que busca estimular y socializar a los enfermos. «Había un paciente joven que llevaba diez años sin hacer nada y gracias a esta terapia ahora se encuentra bastante bien», explicó Bastida. Los participantes en este proyecto suelen tomar parte, como voluntarios, en las actividades del albergue de perros, que gestiona una protectora de animales. Henar Ortiz recordaba que el colectivo que se encarga de tutelar a más de 200 canes «nació hace más de una década. Buscamos dar parte de lo mucho que nos dan los animales».

Otra iniciativa que llamó la atención fue la del grupo de teatro Nova, formado por enfermos mentales de Avilés. Surgido en 1998, de la mano de los responsables de Salud Mental del Área III y de Cruz Roja, ha actuado ya en decenas de escenarios en Asturias, Vitoria, Lugo y Almagro. Recientemente «hemos estado en París», indicó María Teresa Díaz-Campomanes, coordinadora autonómica de Cruz Roja, quien se ganó un sonoro aplauso.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web