Imprimir

Un destino digno para los libros de texto

on . . Visitas: 432


Todos los años, al comienzo del curso escolar de mis hijos me encuentro con el mismo problema, cuando hay que hacer sitio para los nuevos libros de texto no sé qué hacer con los del año pasado. Me da pena tirarlos al contenedor de papel reciclado, pues considero que son algo más que simple papel. Han sido la hoja de ruta de todo un año escolar, la ventana a través de la cual mis hijos han podido ver un mundo lleno de personajes, números, colores, fotografías..., que les ha brindado la oportunidad de ir formándose como personas, las herramientas para seguir avanzando en la aventura de la vida, y de la noche a la mañana, parece que, de repente, ya no sirven.

Intento buscar alguna ONG, colegio, instituto, biblioteca o cualquier otra institución que se haga cargo de ellos, que le puedan dar un aprovechamiento mejor y más digno que el vertedero de basura, aunque sea reciclada, pero no hay manera. Seguro que en estos momentos habrá familias que no puedan costear el capítulo de los libros escolares de sus hijos, o que lo hagan con un gran sacrificio.

¿No se podría articular algún procedimiento para que esos libros se pudieran hacer llegar a los alumnos que lo necesitan?

Se me ocurre un banco de libros de texto, pero, por favor, que a nadie se le ocurra poner al frente a ninguna de las editoriales que estos días hacen su "septiembre".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web