Imprimir

Manos Unidas, favorita del jurado al Príncipe de la Concordia 2010

on . . Visitas: 442


Era uno de los favoritos a priori, por la gran labor que desempeña en el mundo y, ayer, al término de la primera deliberación del jurado, la organización no gubernamental que desde 1960 lucha contra la pobreza, el hambre, la malnutrición, la enfermedad, la falta de instrucción y el subdesarrollo, es decir Manos Unidas, se convertía en la principal candidata a ser proclamada hoy Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

Cabe recordar que Manos Unidas nació como una campaña puntual contra el hambre y a partir de 1978 adquirió plena personalidad jurídica, canónica y civil, como organización, pasando a denominarse como todo el mundo la conoce. Para cumplir su objetivo financia proyectos de desarrollo en los países del Sur y realiza campañas de sensibilización en nuestro país.

Pero no era la única que convencía a los miembros del jurado, que convirtieron también en finalistas a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y a la dirigente de la oposición democrática birmana Daw Ang San Suu Kyi, que obtuvo el Nobel de la Paz en 1991.

El Premio de la Concordia, el último del palmarés que hoy quedará cerrado, tendrá destinatario oficial tras la comunicación del fallo, a cargo del presidente asturiano, Vicente Álvarez Areces, y máxima voz de un jurado que, como es tradición, está integrado por el Patronato de la Fundación Príncipe. Precisamente el jefe del Ejecutivo auguraba, antes de la reunión que comenzaba poco después de las seis de la tarde, una «difícil» elección, que, según anunciaba iba a «generar un debate muy duro ante la presencia de muchas candidaturas con posibilidades».

Convencido, como el resto de los jurados de que la selección será «tan acertada» como el resto de los que dan identidad a los galardones de cada año y que logran «situar a Asturias en el mundo», Areces traspasó el patio del Reconquista para penetrar en el salón Covadonga, donde a puerta cerrada se celebraron las votaciones.

Al premio optaban 34 candidaturas procedentes de 19 países entre las que también figuraban la Red de Jóvenes Afectados por la Guerra, la física india Vandana Shiva, la compañía artística pequinesa China Disabled People's Performing Art Troupe, la filántropa brasileña Lily Safra, una de las que destacó la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, antes de participar en un tribunal, del que también fueron miembros el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, y el delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín o el presidente de honor de Vocento, Santiago de Ybarra, así como los máximos responsables del Banco Popular, Banco Sabadell y Banco Herrero, Ángel Ron, Josep Oliu y Juan Manuel Desvalls, respectivamente.

El premio de la Concordia, dotado con 50.000 euros, una escultura creada por Joan Miró para estos galardones, diploma e insignia acreditativos, se viene a sumar a los galardones que han distinguido al escultor estadounidense Richard Serra (Artes); al equipo arqueológico del mausoleo de Qinshihuang en Xian (Ciencias Sociales); a los sociólogos Alain Touraine y Zygmunt Bauman (Comunicación y Humanidades) y a los bioquímicos David Julius, Baruch Minke y Linda Watkins (Investigación Científica y Técnica), al escritor libanés Amin Maalouf (Letras), a la Organización Nacional de Trasplantes española y The Transplantation Society (Cooperación Internacional) y la selección española de fútbol (Deportes).

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web