Imprimir

Una cadena humana para unir la Mezquita y la Sinagoga

on . . Visitas: 416


Una cadena humana de más de mil personas, según la organización, han unido este sábado "en concordia" la Mezquita y la Sinagoga cordobesas en apoyo a la candidatura de los moriscos andalusíes al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en el que se pretende subrayar el valor y la necesidad del entendimiento intercultural e interreligioso.

Así, el acto fue "una auténtica maravilla en la que se demostró una concordia real, a pesar de que los medios de comunicación intentan enfocar este sábado a los provocadores de los atentados del 11 de septiembre de 2001", ha manifestado a Europa Press uno de los organizadores, Antonio Manuel Rodríguez, quien ha reivindicado que "en Córdoba ocurre lo contrario y se ha hecho la concordia".

De este modo, las más de mil personas han recorrido con una cinta verde, "color de la esperanza", unos 400 metros para unir la Mezquita y la Sinagoga "en una fecha como el 11-S, en un recorrido cargado de simbolismo, pero también de poesía y de música".

En concreto, fue un acto de homenaje a los moriscos andalusíes expulsados hace 400 años y de reconocimiento a sus descendientes, que "durante todo ese tiempo han sabido mantener viva la memoria histórica y cultural de aquellos miles de españoles obligados al exilio y olvidados durante siglos".

Aunque el acto comenzó simbólicamente en la calle Moriscos, fue la Puerta del Perdón de la Mezquita la que sirvió de inicio a las 12, 00 horas a la cadena y de escenario a la actuación producida para el evento por la directora de cine Pilar Távora, a la que acompañaron con otras intervenciones el músico y director de la Orquesta Andalusí Tentuán-Asmir, Amín Chaachoo (Plaza de Maimónides, 12, 30 horas), y las escritoras y periodistas Matilde Cabello y Araceli Sánchez Franco (Plaza Tiberíades, 12, 45 horas). El acto concluyó a las 13, 15 horas en la Casa de Sefarad, donde fue presentada por primera vez la candidatura, y en la que intervinieron como promotores de la misma el ex ministro Manuel Pimentel, el escritor Antonio Manuel Rodríguez, la secretaria general del PA, Pilar González, el presidente de la Junta Islámica, Mansur Escudero, y el director de la Biblioteca de la Casa de Sefarad, Sebastián de la Obra.

Todos los nombres

La candidatura al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia a los Moriscos Andalusíes ha sido respaldada desde su presentación el pasado mes de abril por más de 3.000 firmantes. Entre ellos, los expertos de mayor prestigio en la cuestión morisca como Márquez Villanueva (Harvard), Manuel Barrios (Granada), Bernard Vincent (Sorbona), Perceval, Bernabé Pons, Luce López Baralt (Puerto Rico), Temimi (Túnez), o instituciones como los ayuntamientos de Coria del Río, Hornachos, Baeza, Jerez, Estepona, Torrella, Almuñecar, Frigiliana, Torrox, Fuengirola, Baza, Riogordo, Los Barrios, La Línea de la Concepción, la Diputación de Cádiz, etc, además del Parlamento de Andalucía en una declaración institucional aprobada por unanimidad. Las Universidades están casi todas representadas por la adhesión de centenares de docentes (Sorbona, Roma, Harvard, Complutense, Oviedo, Salamanca, Puerto Rico, Buenos Aires, Sevilla, Barcelona, Alicante, Granada, Tetuán, Rabat, El Cairo, Córdoba, Valencia, Tunez, México, Casablanca, etc. ), mientras el mundo de la cultura se ha hecho presente en la firma de escritores, cantantes, actores, teólogos, como Juan José Tamayo, Enrique Morente, Pilar Távora, Federico Mayor Zaragoza, Maruja Torres, Chambao, 'J' de Los Planetas, Javier Ruibal, Juan Diego Botto, María Galiana, Jesús Sánchez Adalid, Ian Gibson, José Chamizo de la Rubia, Sami Nar, Agustín Remesal, Javier de Lucas, Esteban Ibarra, Iris M. Zavala o José Antonio Pérez Tapias.

Uno de los retos primordiales que ha conseguido esta candidatura ha consistido en la unión bajo una misma causa justa de numerosas personalidades y asociaciones judías, sefardíes, a descendientes de moriscos-andalusíes, y a las organizaciones culturales islámicas de mayor relevancia internacional. Entre las últimas, cuentan con el apoyo expreso del World Islamic People's Leadership, la más importante organización islámica del mundo que comprende las ONGs, comunidades, movimientos y federaciones más representativas de la mayoría de los países de los cinco continentes. Igualmente, cuenta con el apoyo del Foro de mujeres musulmanas europeas en Ginebra; la Confederación de organizaciones musulmanas de Europa; la Federación de los Musulmanes de Francia; así como las organizaciones más significativas de España, Canadá, Senegal, Indonesia, Sudáfrica, EEUU, India, Reino Unido, Sri Lanka, Rusia, Argelia, Azerbaiyán, Jordania, Portugal, Burundi, Argelia, Tayiquistan; Uganda, o Mauritania. El mundo sefardí ha mostrado igualmente su apoyo e impulso como prueba la adhesión de asociaciones sefardíes de Francia, Marruecos e Israel, personalidades del mundo judeoespañol, la cantante franco-tunecina Sandra Bessis, la directora de cine Izza Genini, la responsable de los archivos de la memoria oral de Argentina Laura Benadiba, el sociólogo Arrik Delouya, el hebraísta Ephram Riveline, la socióloga de la Sorbona Sophie Bessis o la Casa de Sefarad de Córdoba. Igualmente se han sumado un amplio panorama de entidades e instituciones musulmanas europeas y españolas, así como descendientes de moriscos andalusíes de Marruecos, Francia y Túnez, como firmantes entusiastas. Esa presencia internacional en la candidatura se revela en la firma de personalidades como Amin Maalouf (Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2010), Reyes Mate (Premio Nacional de Ensayo), Juan Goytisolo (Premio Quijote 2010) o José Saramago. Y así hasta completar una lista de más de 3.000 nombres que serán recordados igualmente en el acto del 11S.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web