Imprimir

Los medicamentos incompatibles con alcohol no varían la tasa de alcoholemia

on . . Visitas: 477


La mezcla de alcohol con los medicamentos incompatibles con esta sustancia puede provocar "un efecto indeseado" en el comportamiento de una persona, según los expertos, que advierten no obstante de que esto "no tiene nada que ver" con la tasa de alcohol registrada en sangre.

Así lo ha manifestado en declaraciones a Efe el presidente de la Fundación Sociedad Española de Medicina General (SEMG) Solidaria, José Manuel Solla, tras ser consultado acerca del caso del presidente del Observatorio Regional contra la Violencia de Género de Madrid, Jesús Neira, condenado por conducir ebrio al triplicar la tasa de alcohol permitida en sangre y afirmar él que había estado tomando medicamentos.

Solla, por su parte, ha precisado que los psicofármacos y "algunos fármacos que se utilizan para tratar el dolor" son los más "peligrosos" mezclados con alcohol, pero ha insistido en que los efectos que tienen sobre el comportamiento del sujeto son "independientes" del grado de concentración de alcohol en sangre.

Por su parte, la profesora de Farmacología de la Universidad de Navarra Rosa Tordera se ha mostrado de acuerdo con las opiniones del doctor Solla, ha constatado que los medicamentos incompatibles con el alcohol no varían la tasa de alcoholemia y ha apuntado que, en todo caso, podrían disminuirla.

Además, ha insistido a Efe en la "incompatibilidad" de los medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central, tales como los neurolépticos, los opiáceos o los antidepresivos.

"El alcohol junto a este tipo de fármacos puede aumentar la confusión de la persona, ya que los dos son depresores del sistema nervioso central", ha dicho Tordera para después añadir que la mezcla de ambas sustancias puede potenciar la acción del medicamento y, por ello, las posibilidades de toxicidad.

La profesora ha explicado que esto ocurre porque "el alcohol en el hígado actúa sobre algunas enzimas y lo que hace es inhibir que el fármaco se metabolice a una velocidad que no es la normal", lo que se traduce en una acumulación del fármaco en el organismo.

En este sentido, ha manifestado que la mezcla de "un fármaco tan simple y tan tomado como el paracetamol" y del alcohol deriva "frecuentemente" en una intoxicación producida porque el paracetamol "no se metaboliza bien" y porque se potencia su acción.

Otros posibles efectos adversos de la mezcla de alcohol y medicamentos incompatibles con éste, según esta experta, son la incoordinación motora, el lenguaje confuso, la pérdida de reflejos e incluso la pérdida de memoria.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web