Imprimir

Absueltos los activistas de Greenpeace que se colgaron de la central de Pasaia

on . . Visitas: 403


El Juzgado de lo Penal número 1 de San Sebastián ha dictado sentencia absolutoria para los diez activistas de Greenpeace que en 2007 protestaron por el cierre de la central térmica de Pasaia colgándose de su torre.

Greenpeace mostró ayer su satisfacción en un comunicado en el que su director ejecutivo en funciones, Mario Rodríguez, sostiene que «ya es hora de que se deje de perseguir a los ecologistas y se acuse a los criminales del clima».

Tras recordar que en esta protesta los activistas se descolgaron por la chimenea de la central térmica y escribieron en ella 'Stop CO2', Rodríguez señaló que, con esta acción, Greenpeace exigió a Iberdrola, la compañía propietaria, el cierre de las instalaciones, que «emiten en un año más CO2 que todo el parque móvil de Gipuzkoa».

El responsable de Greenpeace recordó que Iberdrola solicitó nueve meses de prisión y 18.000 euros a cada uno de los diez activistas «imputados por defender el clima». «Ante estas peticiones desproporcionadas, tan sólo en un mes más de diez mil personas escribieron a la compañía pidiendo que dejara de perseguir a los ecologistas, que impulsara las energías renovables y que dejara de lucrarse con la quema de carbón en instalaciones como la de Pasaia».

Agradecimiento

Después de agradecer esos apoyos, el director ejecutivo de Greenpeace aseguró que su organización seguirá «exigiendo a compañías y gobiernos el abandono del carbón, a pesar de que éstos intenten intimidarnos con cargos graves e injustificados».

Durante el juicio, la Fiscalía e Iberdrola retiraron sus solicitudes de penas de prisión para los diez activistas. Las acusaciones no pudieron sostener la imputación del delito de desobediencia después de que un agente de la Ertzaintza reconociese que no requirió a los acusados para que bajaran de la torre. El fiscal y la empresa eléctrica, no obstante, mantuvieron contra los miembros de la ONG las acusaciones de usurpación de bien inmueble, coacciones y falta de deslucimiento de bien inmueble.

Los acusados declararon ante el juez que durante el tiempo que duró su acción de protesta -dos días-, en ningún momento fueron conminados por la Ertzaintza para que bajaran de la torre y añadieron que no opusieron resistencia a los policías.

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web