Imprimir

El Defensor del Pueblo recrimina el trato a menores extranjeros

on . . Visitas: 432


En un escrito a Bienestar Social pide que se cumpla el ordenamiento vigente.

La ONG melillense Pro Derechos de la Infancia (Prodein), denunció en la jornada de ayer que desde el año 2007 y hasta finales del 2008, la Consejería de Bienestar Social del Gobierno de Melilla difundió “con profusión” la consigna “de la avalancha, del desbordamiento, de la saturación de los menores acogidos en los centros de la ciudad”.

Unos hechos que, según comunicó ayer la asociación humanitaria, han sido reprochados por el Defensor del Pueblo en un escrito en el que se señala que la investigación realizada ha permitido deducir que “el procedimiento seguido por el área de Bienestar Social en relación con las denuncias formuladas por los menores no ha sido todo lo exhaustivo que cabría esperar, en vista del contenido de las mismas”.

Así las cosas, el Defensor del Pueblo recordó a esta Consejería “el deber legal que les compete de someterse en sus actuaciones al ordenamiento jurídico vigente”. De igual modo, el escrito dirigido a Bienestar Social apuntó que, de la información remitida a la Fiscalía, se desprende que algunas de las comparecencias efectuadas por los menores no fueron trasladadas, ni al Juzgado de Instrucción en funciones, ni a la Fiscalía.

Saturación

El máximo dirigente de Prodein, Jose Palazón, explicó que, en aquel momento, los centros acogían a unos 200 menores, en su mayoría marroquíes, número “nada exagerado” dada la situación geográfica de Melilla y su frontera terrestre con el reino alautia”.

“El hecho de que los locales estuvieran a plena capacidad, solo evidenciaba la falta de recursos estructurales para cubrir las necesidades que se suelen plantear de forma ocasional en la ciudad”, criticó.

Aumento exponencial

“Entre 2007 y 2008,  el maltrato, endémico, que sufrían los menores en el centro de acogida de La Purísima aumentó de forma exponencial, especialmente con los que ingresaban por primera vez. Ello provocó, no solo que decenas de niños huyeran del centro los días siguientes a su llegada, sino que muchos de los que llevaban años acogidos escaparan en los barcos que zarpan a la península esperando poder renovar su documentación al cumplir la mayoría de edad”, aseguró el máximo dirigente de Prodein.

Por tanto, el número de menores acogidos en Melilla “disminuyó drásticamente” a causa de estos motivos, algo que Prodein denunció para “erradicar el maltrato generalizado y garantizar a los acogidos la seguridad necesaria”.

Medidas de Prodein

Las medidas que tomó la ONG al respecto - denuncias en los juzgados caso a caso, e informes a organizaciones e instituciones de Derechos Humanos – derivaron en una querella interpuesta por el Gobierno de la Ciudad Autónoma, desde donde consideraron que se estaba perjudicando la imagen de Melilla con tales informaciones.

No es la primera vez que se da un caso de estas características, en el que el Defensor del Pueblo conmina a Bienestar Social a realizar mejoras en el área. No obstante, en la mayoría de las ocasiones, la Consejería que dirige Mª Antonia Garbín se ha escudado asegurando que se cumplen todos procedimientos legales establecidos al respecto.

Por otra parte, siempre se ha hablado de la falta de colaboración de Marruecos para la tutela de estos menores, pues la mayor parte de ellos proceden del reino alauita.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web